Soñando con el Olimpo.

4321821368_cdbc0a4f84
Imagen vía: Shanghai Expo Insights.

Shanghai April 2010
Creative Commons License photo credit: Remko Tanis

Una tendencia de muchos arquitectos y oficinas importantes es publicar renders e imágenes de sus proyectos aún no construidos con mucho trucaje y efectismo, no importando que al final la realidad diste mucho de la imagen previa “renderizada”. Y es que tal como dicta la frívola tendencia en el fashion, donde las imágenes de las delgadas modelos son retocadas digitalmente hasta alcanzar una belleza inhumana, lo mismo ocurre con las ilustraciones de Arquitectura.
Siempre he visto esta tendencia como el lado más cursi y de mal gusto de lo que es la representación arquitectónica. Lo Kitsch se dispara recreando edificios con punzantes ángulos en escorzo, ambientes etéreos, aires sonrosados, brillos de espejo y figuras humanas traslucidas como espíritus y querubines habitando palacios en los campos elíseos.
En efecto, dichas ilustraciones aspiran a mostrar proyectos de edificios “modernos” como si fueran la reencarnación del mismo Olimpo. No entiendo como en medio de los tiempos que corren, los arquitectos se rinden a mostrar públicamente su “fetichismo” por los vapores embriagadores e insinuantes de lo “mítico y sublime”.
Mirando estas imágenes de proyectos que se suelen presentar a concursos o a la prensa, queda en evidencia lo que hay en las pecaminosas cabezas de los arquitectos: construyen Madonnas… pero sueñan con odaliscas.

Imagenes: proyecto y obra construida del Pabellon de Arabia Saudita para la Expo Shanghái 2010.