La Arquitectura en una mano

No acostumbro a replicar imágenes de proyectos ya publicados extensamente en otros sitios. Pero estos dos proyectos me han encantado, por lo que quiero comentarlos un poco. Ambos son ejemplos de la extremada simpleza que puede tener la forma y el acto arquitectónico.
“Less is more” (Menos es más).

El primero se trata de un pabellón diseñado por la oficina Architects.Collective con sede en Viena, Austria. Se trata de un proyecto presentado en competición para un pabellón para la Expo de Shanghái 2010 encargado por la Cámara de comercio de Austria (no fue el proyecto premiado).

winehq4
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

winehq5
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

aus02
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

Este proyecto me ha encantado en su propuesta simple de jugar y replantear el cubo sin artilugios.
Me explico. En la actualidad el “cubo” se considera como un concepto bastante agotado para usarlo como símil directo del cuerpo del edificio. Tanto es así, que las propuestas más contemporáneas cuando lo trabajan (el peso de la historia y la tradición lo imponen), usan un “artilugio” para seguir explotándolo y exprimiéndolo con toda libertad. La “pillería” es tomar el cubo y desarmarlo, desplegarlo, multiplicarlo, para que sirva a todos nuestro propósitos y funciones no importando cuantas y cuan complejas sean. En una palabra, muy a lo bruto…, los arquitectos de hoy “estiran” al cubo para que todo tenga su lugar (y quepa con facilidad), llegando a arman una metamorfosis elefantiásica y retorcida.

Por eso me ha gustado el proyecto de los austriacos. Su edificio es un “cubo” intervenido pero que sigue siendo un cubo. Una forma definida, para ser cogido de un golpe con la mirada. Y si bien es cierto que cae en ese insoportable efectismo de la transparencia (vamos, que sería maravilloso ver esos muros alabeados en bronce bruñido), nos enseña que el simple gesto de “correr el velo” entreabriendo las aristas, imprime una gran fluidez al espacio, entrelazando interior y exterior.

Son pocos gestos, pero que en forma maestra reencantan al volumen simple del cubo.
Creo que su proyecto refleja el símbolo del pabellón. Una caja. Como un cofre conteniendo el regalo de una cultura para deleite de la ciudad de Shanghai.

Más información e imágenes en los siguientes links:
Link: http://www.architectscollective.net/
Noticia vía: http://www.designboom.com/

Y el otro proyecto es BIO_LOGICAS.
Primer premio en el Concurso de Ideas para las cubiertas de la Calle Dos de Mayo, Bilbao la Vieja, Bilbao.
Trabajo de la oficina arquitextonica.

3395439599_0822bcfe4d
BIO_LOGICAS. Fuente arquitextonica.net CC=by+nc+nd

3395141071_3273e39193
BIO_LOGICAS. Fuente arquitextonica.net CC=by+nc+nd

Este proyecto fue para un concurso llamado de “arquitecturas efímeras” (¡oh, Dios…! Cuanto odio esa palabra. ¡¡Que la Arquitectura es Arquitectura y punto!!). Que sea desmontable o temporal no es problema y no tiene nada que ver. Es más, no todo lo que hacen los arquitectos debe ser arquitectura. Pero si debe tener sabor y olor arquitectónico 😉
Volviendo al proyecto. El candor de la propuesta está en su extremada simpleza. Pocos materiales y pocos elementos. Pero un profundo conocimiento y dominio de los conceptos: el espacio y el “acto urbano” en el que está inserto. Dentro de la trama de ciudad, existe algo que acontece con itinerancia. Las ferias libres, los mercados informales que despliegan y repliegan. Cada día en un lugar distinto, son habitantes de la ciudad.
La propuesta de arquitextonica, es una abstracción espacial de una forma definida (la bóveda de cañón), pero llevada a la máxima levedad. Lo particular de este proyecto es que logra condensar en una sola instancia, el espacio y el acto urbano. El despliegue y repliegue de las cubiertas. Un solo movimiento. Casi un gesto de una mano, que hace aparecer el interior y el vacío, junto con el acto de encuentro propio de la feria urbana. Este proyecto nos muestra cuan frágil y sutil puede ser el aparecer y desaparecer de estos conceptos. Vienen y van con apenas un golpe de muñeca. Proyectan en la ciudad una sombra temporal que da nueva dimensión al lugar. Solo para dar un cobijo al acto puntual.

Ver más imágenes en el archivo Flickr de Arquitextónica.
Más información en http://arquitextonica.net/

2 opiniones en “La Arquitectura en una mano”

Comentarios cerrados.