A mis anchas…


Talleres de ejercitación PUCCH. Fuente: arq.puc.cl

Hace unos días me invitaron a participar como evaluador para los exámenes de un seminario de investigación en la “Católica”.
Había pasado mucho tiempo desde la última vez que estuve en comisiones. Cuando, por razones de trabajo, hube de dejar mi empleo por horas como profesor universitario. Así, estaba tan encantado con volver por un rato a vivir en la “academia”, que esa mañana me presenté un cuarto de hora antes de las nueve, en la sala.
Frente a un computador estaba C. quien me saludo amablemente. Es el profesor a cargo y conocido mío de los tiempos del Magíster. Le agradecí la invitación junto con hacerle algunas preguntas de cortesía por su tesis doctoral. Eso, mientras los alumnos y el resto de la comisión pausadamente iban llegando.
Como aún había tiempo, me largó una copia de su tesis recientemente terminada. “Toma, para que veas lo que te espera…” me dijo mientras sonreía. Yo contesté su guiño, aunque en mi caso la posibilidad de un Doctorado aún es un proyecto.
El voluminoso escrito pesaba como un ladrillo. Lo abrí por el medio pero lo denso y uniforme del texto me desorientó, así que fui hacia el comienzo buscando el obligado párrafo de los agradecimientos y dedicatorias. Después de calmar mi vanidad al ver mi nombre entre los reconocimientos, cerré el “libraco”, justo en el momento en que C. comenzaba la sesión explicando el tema del seminario a los alumnos y a nosotros los evaluadores.
Se trataba de la obra de un escultor argentino avecindado en Chile y su relación con la Arquitectura. C. explicó que cada alumno tomó una obra escultórica del artista, en la que se daba esta relación particular con la Arquitectura y la estudió aplicando metodologías de investigación, como consulta bibliográfica, entrevistas a personas vinculadas al artista, estudio del contexto histórico, etc. Escuchamos a C. atentamente aún cuando su explicación es casi un formalismo, ya que hace una semana que los evaluadores han revisado los “papers” de los alumnos, así que todos sabemos de va el asunto. Pero C. aprovecha el momento para recordar a los presentes que se trata de un trabajo de pregrado. Así, como para ablandar un poco el criterio evaluador de la comisión.
Se apaga la luz, para dar más claridad a la proyección del equipo “data” y comienzan las presentaciones de los alumnos. C. toma un termo que un mozo de la cafetería ha traído junto a unas galletas y comienza a servir café. Yo ataco el plato de galletas sin disimulo, amparado en la penumbra y con la suerte de que este ha quedado más cerca mío, que de mi compañero de evaluación. Mientras, el primer estudiante ya se ha sentado al otro lado de la mesa y enchufa su “pendrive” al computador, para que al momento se desplieguen en la pared imágenes en blanco y negro, de planos y planchas metálicas deformadas. Es el frío formalismo “geométrico-abstracto” de nuestro escultor.
La luz del data ilumina por momentos la sala, gracias al reflejo de la mesa de superficie blanca, bañando los rostros de todos los presentes con una claridad espectral. Mi compañero evaluador no se mueve y sus lentes brillan dándole un aspecto más absorto e impenetrable. Al fondo de la sala, un alumno con capucha se ha quedado dormido.
Respiro profundo, me reclino en la silla como quien se relaja frente al televisor y cojo otro puñado de galletas. Los exámenes tomarán toda la mañana, pero aún así, no puedo evitar sentirme a mis anchas.

Hola, ¿cómo le va? Quiero estudiar Arquitectura…

Carta de un chico de 17 años preguntando por ser arquitecto, que me llegó hace unos días:

Hola, ¿cómo le va? Buscando foros o páginas relacionadas con arquitectura me topé con su blog, el cual encontré interesante. Me presento. Me llamo Francisco y soy un joven de 17 años con muchas ganas de estudiar arquitectura, y bueno, le envío este mail para pedir, de alguna manera, una suerte de ayuda o guía para lograr mi fin. Algunos tips si es que se puede. En realidad, no sé muy bien si sirva esto que pregunto. Lo que realmente me gustaría saber es que se siente ser arquitecto, no sé, que lo motivo, etc. A mí, la verdad es que desde peque me ha gustado esto de la arquitectura, y ahora ya que estoy mas grande, estoy mas decidido a estudiar esto; todavía me queda un año el cual me gustaría que pasara rápido >.< Bueno desde Chillan le envío saludos. Gracias por tomarse el tiempo de leer mi mail. . . . Estimado Francisco: Gracias a ti por leer mi blog. ¿Me preguntas que se siente ser arquitecto y que me motivó...? Ciertamente tú estás en un momento importante. Estás intentando decidir que estudiar. Pues espero hagas la mejor elección. Te deseo suerte. Sobre tu pregunta, de que se siente... pues se siente igual a ser enfermero, matemático, taxista, sacerdote, periodista, profesor, etc. No es algo especial. Tener una profesión es manejarse con un conocimiento específico. Por ejemplo, si sabes dibujar, no te sientes distinto a otras personas que no saben dibujar. Si sabes manejar computadoras, no te sientes distinto a tus padres o abuelos que no saben encender una PC o navegar por la Web... Es simplemente que tienes conocimientos que otras personas no, así que puedes resolver ciertos problemas mejor que ellos. Pero no olvides que existen otras cosas que tú no conoces y que hay personas que si las saben y pueden resolver esos problemas mejor que tú. La idea es que todos colaboramos entre todos con la parte de conocimiento que manejamos para resolver la mayor cantidad de problemas juntos. ¿Que me motivó a estudiar Arquitectura? Pues yo me planteé estudiar arquitectura por dos razones. La primera es que me gustaba la idea de diseñar casas. Cuando chico había hecho maquetas y cosas así. La segunda razón es que se me daba fácil el manejarme con cosas relacionadas a esa profesión. Por ejemplo, yo sabía dibujar bastante bien. Hacía retratos y en las artes plásticas del colegio sacaba puros sietes (no se que notas usan ahora). También le pegaba bastante a la geometría y al dibujo técnico. En el colegio me enseñaron a dibujar con reglas y escuadras y hacer perspectivas y lo manejaba mejor que todo el resto del curso. Y también, me manejaba bien (no perfecto pero si bien) con las matemáticas. Por esas destrezas que tenía, resolví estudiar arquitectura, ya que esa carrera las relacionaba más o menos a todas. Y yo era bueno en esas cosas. Ahora bien, tengo la obligación de aclararte algo. Ser arquitecto no significa tener asegurado un súper empleo y ganar mucha plata. De hecho, es una de las profesiones que tienen un sueldo bastante bajo en comparación con otras carreras del mismo nivel. Esto se debe principalmente a tres razones: La primera es que construir casas es algo muy costoso y poca gente lo hace. La mayoría se compra un departamento en un edificio y ya. No se contrata un arquitecto para que le haga una casa. Solo la gente de mayores recursos lo hace. Lo segundo es que existen una gran cantidad de Universidades en Chile que enseñan arquitectura. De hecho existen más de 40 escuelas de Arquitectura en el país, lo que significa muchos profesionales nuevos egresados cada año. Y la economía del país no es tan grande para darles trabajo a todos. Lo tercero es que las universidades no están enseñando a los arquitectos a ser independientes y emprendedores. Verás, cuando estudies en la Universidad, te darás cuenta que lo que se enseña en casi cualquier carrera, es siempre una "base". El conocimiento es mucho y no alcanza a ser enseñado en 6 años. Así que se enseña lo básico para que cada uno pueda seguir aprendiendo y haciendo por sus propios medios. Entonces, si te decides por estudiar Arquitectura, debes pensar siempre que necesitas aprender adicionalmente otras cosas. Y una de ellas es el como crear tu mismo formas nuevas de trabajo. Te recomiendo que visites la Web http://www.cnachile.cl/ para que veas cuales son las escuelas de arquitectura con mejor acreditación de calidad. Suerte.

XVI Bienal de Arquitectura, Santiago 2008 (V). Imágenes finales.

Hall central del MAC
Hall central. espacio de conferencias.

Una vez terminada la semana del la XVI Bienal de Arquitectura. Sólo queda hacer los balances. En lo personal pienso que estuvo bien. A pesar de que el espacio del MAC resultó bastante pequeño, esto fue bien subsanado con el pabellón exterior.

La muestra fue sobria y sencilla en su montaje. Desgraciadamente no pude asistir a todas las charlas, pero a las que fui puedo decir que las disfruté.
También la bienal me dio la oportunidad de encontrarme con viejos compañeros de escuela, con saludos, abrazos y toda clase de copuchas de por medio. 🙂

La muestra de universidades tuvo su revancha en esta bienal y gozó de un espacio privilegiado, aunque inevitablemente al margen. Eso da una señal de que el trabajo de escuela es muy importante para el comité organizador (colegio profesional). En verdad es un bonito gesto el que el mundo profesional acoja y promueva de esa manera a los futuros colegas.

Pabellón bienal 2008
Muestra universidades.

Pero también siento que faltó algo que si estuvo en la anterior bienal. La presencia del trabajo alternativo de muchos arquitectos a la profesión tradicional.
La estructura de la muestra de la bienal es tremendamente rígida y conservadora: muestra nacional, muestra institucional, muestra de patrimonio y muestra de universidades. Todo se enmarca en las tradicionales formas de la profesión. Pero… ¿qué hay de las “otras” manifestaciones y trabajos, que en los tiempos actuales muchos arquitectos y estudiantes de arquitectura desarrollan en forma alternativa?

Aquí he hablado más de una vez del trabajo que desarrollan colectivos como Criptonita, Spam-Arq, TUP, Apariencia pública, etc. En la bienal pasada se les dio un espacio a estos nuevos grupos y gestores nacidos de las escuelas de arquitectura, para que expusieran su discurso. Eso estuvo bien, pero no es suficiente. Ellos siguen trabajando. Siguen armando reflexiones, propuestas, etc. Algunos ya no están, es cierto. Pero surgen otros grupos nuevos que realizan pequeñas obras e intervenciones, de forma no tradicional. Y eso está siendo reconocido como válido al interior de la academia y en el propio discurso internacional (como lo demostró la pasada Bienal de Venecia).

Ellos están haciendo cosas. Puede que muchos colegas más viejos no puedan entenderlos, pero se trata de una rama nueva quizás, de la disciplina de la arquitectura, y pienso que tienen derecho a su espacio en todas las bienales. En la presente, solo pude ver un rincón con bancas donde se suponía se exponía el trabajo de los chicos de 0300TV. Pero ciertamente hay mucho más que mostrar. De hecho, si se necesita una guía, pueden leer libros que ellos mismos han publicado con su trabajo.

Vamos, que no solo de casas y maquetas vive el arquitecto. 😉

Bienal 2008 Publicaciones
Stand de publicaciones.

Stand de auspiciadores
Stand de auspiciadores.

Galería completa de fotos de la Bienal en Flickr (con licencia Creative Commons).

Actualización 11/11/08:
Los premios a la muestra de universidades son los siguientes (gracias arquiluso):

PRIMER PREMIO: UNIVERSIDAD DIEGO PORTALES
“Viviendas Sustentables: Alto Palache”

PRIMERA MENCIÓN: UNIVERSIDAD MAYOR TEMUCO
“Subsistir Rural Andino”

SEGUNDA MENCIÓN: UNIVERSIDAD DE CHILE
“Recuperación Silos ECA”
Link a Flickr

TERCERA MENCIÓN: UNIVERSIDAD AUSTRAL VALDIVIA
“Fiordos de Remanso. Barrio Navegable. Valdivia”
Link a Flickr

Por otro lado, los proyectos distinguidos de la muestra nacional puedes verlos acá.

XVI Bienal de Arquitectura, Santiago 2008 (IV). Muestra Universidades.

Expo XVI Bienal Arq 2008 (Muestra Universidades)
Universidad Finis Terrae: “Conjunto Salmonero”

Personalmente, lo que siempre más me ha gustado en las diferentes bienales a las que he asistido, es la muestra de universidades. Y cuando dicha parte importante de toda bienal es dejada de lado, como ocurrió en la anterior bienal del 2006, puede decirse que que estamos frente a un casi fracaso. Afortunadamente este año no es el caso. Si bien la cantidad de proyectos seleccionados no fue muy grande, son suficientes trabajos de calidad para divertirse estudiando las propuestas entusiastas de los alumnos de las diferentes escuelas. La temática de los proyectos es la ecología y sustentabilidad.

Expo XVI Bienal Arq 2008 (Muestra Universidades)
Universidad de Santiago: “Habitat Dual”

Las imágenes que he seleccionado son principalmente de los proyectos más radicales e interesantes de la muestra. Aquellos que se la juegan por un planteamiento original, pero que parece factible. No es ficción ni fantasía. Son propuestas que plantean ángulos de enfoque nuevos a diferentes desafíos.

Expo XVI Bienal Arq 2008 (Muestra Universidades)
Universidad Arturo Prat: “Refugio Camanchaca”

Pero no voy a ahondar en describir cada proyecto. Sólo mencionaré uno de los que más me gustó. Y es el que está bajo estas líneas. Y aunque no parece estar resuelto en todos sus detalles, como circulaciones y redes, reconozco en él una sensibilidad muy especial.
Podría pensarse en su propuesta como que busca imitar algo de Venecia. Y puede ser… pero hay una gran distancia en lo que es una verdadera “idea inspirada”, de lo que es una “mala copia”. Y en este caso, se trata más de lo primero, que de lo segundo.

Expo XVI Bienal Arq 2008 (Muestra Universidades)
Universidad Austral: “Fiordos de Remanso. Barrio Navegable. Valdivia”. (Lámina).

Su sensibilidad se nota en que se define claramente hacia el concepto de fondo, sin distraerse con otros detalles. ¿Cual? Pues la conformación de “suelos” habitables en las riveras, por medio de la arquitectura. Un gesto directo a un objetivo concreto. El borde o límite territorial (continental) construido arquitectónicamente. ¡Bien!

Expo XVI Bienal Arq 2008 (Muestra Universidades)
Universidad Austral: “Fiordos de Remanso. Barrio Navegable. Valdivia”. (Maqueta).

Más imágenes en mi cuenta Flickr.