Feliz año nuevo 2011 les desea [bv]bitacoravirtual.cl

El 2010 termina y con él muchos planes y objetivos. Espero que los tuyos se hayan cumplido.
Y si aún hay cosas pendientes, no hay que desanimar, pues el 2011 puede ser tu año.
Por mi parte y desde acá, mi blog [bv]bitacoravirtual.cl, les deseo que tengan un prometedor año nuevo 2011. Ojalá que sea prospero para vosotros y vuestras familias.

Y como se estila en muchos sitios, acá un recuento de lo publicado en el blog durante este año 2010:

Continuar leyendo “Feliz año nuevo 2011 les desea [bv]bitacoravirtual.cl”

MUY FELIZ AÑO 2010 les desea [bv]

Y se acabó el año… ¡pero que rápido pasó! o_O
Es increíble. Estoy seguro que cada año pasa más y más rápido.

Antes que nada, y al igual como lo hice el 2008, a continuación les presento un resumen de lo más importante publicado en [bv] durante el presente año:

Enero.
El destacado arquitecto Miguel Eyquem A. obtiene el Grado Doctor Honoris Causa de la PUCV

Febrero.
Nos enterábamos del proyecto para convertir el Invernadero de la Quinta Normal en Monumento Histórico (lo que finalmente ocurrió en septiembre).

Marzo.
Conocimos del proyecto ganador para la Expo Bicentenario / Tokio.cl

Abril.
Se realizó una nueva versión de la Flisol 2009 nodo Santiago de Chile, en la cual me sumé a participar como organizador.

Mayo.
[bv] se sumó a la campaña para informar sobre la discusión legislativa de la reforma a la ley de propiedad intelectual y la defensa de los llamados Usos Justos.

Junio.
Se produce un Golpe de Estado en Honduras.

Julio.
El arquitecto Alejandro Aravena critica el montaje para la exposición chilena para la expo Shangai 2010.

Agosto.
Conocimos a la oficina de arquitectura AKA A y su campaña “Regala un Recreo”.

Septiembre.
El Colegio de Arquitectos de Chile recibe en vista al destacado arquitecto TOYO ITO.

Octubre.
Muere la destacada cantante Mercedes Sosa (1935-2009).

Noviembre.
Se abre al publico en el museo MNBA la Exposición: GORDON MATTA-CLARK -Deshacer el espacio-

Diciembre.
Y para terminar dos eventos importantes:
Junto con realizarse las elecciones parlamentarias, llega a su fin la exclusión del partido comunista, al lograr la elección de tres diputados. Pero además de este importante hecho, no quiero dejar pasar la visita a Chile el destacado activista Richard Stallman.

Bueno. Llegados a este fin del 2009, sólo queda desearles a todos unas felices fiestas de fin de año, además de mucho éxito y salud y felicidad para el nuevo año 2010.

Que vuestros deseos se cumplan con creces.

Atte
Andrés Moya
www.bitacoravirtual.cl

Picoteo de noviembre

Mi recopilación de cosas interesantes que voy encontrando en la Web.
Ahora, es el “picoteo” de noviembre.

Artículo análisis muy bueno sobre la soterrada lucha que tienen estas dos grandes empresas. Algo que es visible solo para unos pocos.

Este artículo puede entenderse como el segundo round de la batalla del artículo anterior.

Cuando muchos solo recuerdan la caída del Muro de Berlín, la BBC Mundo presenta una panorámica de 14 muros que aún siguen en pie en el mundo.

Resumen, fotos y vídeos de los proyectos de los alumnos del Magíster Náutico y Marítimo de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Excelente artículo de Juan Alonso y Susana Aparicio del blog Amsterdamtlida.

[bv]bitácora virtual cumple 5 años.

Es increible como pasa el tiempo. No hace nada este blog cumplía 4 años de existencia y ahora me topo que ya son 5 los años que he pasado publicando cosas en la web.

Mantener este blog es un disfrute para mi. Me ha permitido aprender de muchas cosas y aportar modestamente al conocimiento general de quienes usan Internet para sus investigaciones. Pero también suele darme pequeñas satisfacciones que de otra forma no serían posibles. Por ejemplo, hace unos meses, desde la Argentina, me escribieron para invitarme a presentar uno de los ensayos que había escrito en el blog, para una publicación que se está preparando. Y en otra ocasión, miembros de una oficina de arquitectura en España, me confesaron en un comentario, que decidieron tener un acercamiento con otra oficina de arquitectos, una vez que leyeron en un post mío sobre temas que ambas oficinas tenían en común. Ese tipo de pequeñas cosas son las satisfacciones que mi blog me ha dado, y que valoro más que nada.

Espero que podamos seguir encontrándonos en este pequeño rincón de la red por varios años más.

Arquitectura Origami

arquitectura-origamica-01
Tarjetas Pop-Up de Arquitectura Origámica por Kami Kaze.
Imagen vía http://librospopup.blogspot.com/

Debo reconocer que cuando estaba en la universidad, el construir maquetas a escala resultaba una de las faenas más torturantes que tenía mi carrera. Y eso que en nuestro caso privilegiábamos como material el papel blanco y ligero. A lo más utilizábamos cartulina opalina, por ser extremadamente blanca. Pero nada de lo que acostumbraban otras escuelas con maquetas en corcho, ultra caras, con arbolitos de esferas de aislapol, placas terciadas y acrílicos con pernos y bisagras.
Aún así, eran para mi agotadoras de hacer. No importaba lo simple que fueran me tomaba horas cortar el papel con el cartonero y unir las piezas con el adhesivo.
Trabajábamos varios días y sobretodo las últimas noches. La fatiga me llegaba inexorablemente en la madrugada y se sumaba a las ojeras, el dolor de cabeza, los espasmos musculares y la sangre que había derramado por rebanarme los dedos con la cuchilla o el filo del papel.

Pero lo bueno estaba en como hacíamos para llegar a la escuela con al maqueta. Yo y otro compañero vivíamos en un cerro de la ciudad de Valparaíso y la escuela estaba en otro cerro de la ciudad de Viña del Mar. Ambos éramos pobres así que los recursos los gastábamos en todos los materiales para hacer las láminas de presentación y las maquetas, de modo que ni soñar con gastar en pagar un taxi o algo por el estilo (ambos éramos de afuera así que tampoco teníamos familiares con autos). Lo que solíamos hacer era bajar al plan con la maqueta en brazos y las láminas enrolladas en la espalda, para usar el transporte público. Había que hacerlo con cuidado, ya que con el modelo al frente de tu cara no veías nada, además de que ibas caminando en bajada. Las veredas solían estar rotas y plagadas de mierda de perro. Un paso en falso y terminabas “de guata” en el suelo y con la maqueta aplastada. Además, los vientos que subían por el pie de los cerros en verano, constantemente intentaban arrancarnos la maqueta de las manos. Les poníamos unas bases de cartón corrugado muy grueso (que costaba más de la mitad del presupuesto), para que no se deformaran por el viento, y en caso de salir volando, “planearan” suavemente hasta el suelo sin romperse.

Cuando por fin llegábamos al plan de la ciudad, esperábamos el “micro-bus” en el paradero (que por suerte no solía ir muy llena) y cuando paraba, le hacíamos señas al chofer para que nos abriera la puerta de atrás. Allí, otra vez había que manejarnos con cuidado, aguantando los “zangoloteos” del cacharro, que subía y bajaba por los cerros camino a la escuela. También había que tener ojo con los niños mirones que querían tocar la maqueta, además de responder educadamente a las mamás que preguntaban: -y eso joven… ¿qué representa?-. Por supuesto que a veces, todo este periplo dañaba las maquetas, por lo que nos preocupábamos de llevar con nosotros, más papel y pegamento para arreglarla en la escuela, si hacía falta.

Llegando a la escuela, había un montón de cosas que cuidadosamente debíamos coordinar: había que montar la exposición, sortear lugares en la sala, colgar las láminas, arreglar la maqueta si estaba rota, y luego dedicarte a “sapear” las presentaciones de tus compañeros. Esto último era clave, ya que por lo general, el cabrón-mateo-del-curso se instalaba a tu lado y su maqueta era más grande que la tuya y su lámina de presentación era el doble de densa en contenidos y dibujos. Cuando eso pasaba, había que buscar otro lugar donde el “entorno” fuera más equilibrado y no generara subjetivas comparaciones en el profesor.

Colgar la lámina era otra “fruncia”… Te habías pasado más de la mitad de la noche haciéndola, y los formatos en que la pedían solían tener más de dos metros de largo, por lo que costaba colgarla. Casi toda la tarde le ayudabas a colgar láminas a tus compañeras más baja estatura. Cuando llegaba el turno de presentar la tuya, descubrías que por traerla enrollada en la espalda, ahora estaba toda arrugada. Para variar además, los “chinches” los habías perdido o los tenías clavados en el trasero, por tantos saltos en el destartalado bus.
Al final, después corregir la postura de la lámina por enésima vez, ya que siempre suelen quedar un pelín chuecas, colocabas la maqueta a los pies de tu presentación, limpiabas manchas, estirabas arrugas y abandonabas el lugar, con una satisfacción como nunca uno había sentido en todo el largo semestre.


Video subido por zeilboer
Más videos de sus trabajos: http://www.youtube.com/user/zeilboer#p/a


Video subido por fuzzywuzzy691