La Arquitectura en una mano

No acostumbro a replicar imágenes de proyectos ya publicados extensamente en otros sitios. Pero estos dos proyectos me han encantado, por lo que quiero comentarlos un poco. Ambos son ejemplos de la extremada simpleza que puede tener la forma y el acto arquitectónico.
“Less is more” (Menos es más).

El primero se trata de un pabellón diseñado por la oficina Architects.Collective con sede en Viena, Austria. Se trata de un proyecto presentado en competición para un pabellón para la Expo de Shanghái 2010 encargado por la Cámara de comercio de Austria (no fue el proyecto premiado).

winehq4
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

winehq5
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

aus02
Austrian pavillion for Shanghai 2010. Fuente Architects.Collective

Este proyecto me ha encantado en su propuesta simple de jugar y replantear el cubo sin artilugios.
Me explico. En la actualidad el “cubo” se considera como un concepto bastante agotado para usarlo como símil directo del cuerpo del edificio. Tanto es así, que las propuestas más contemporáneas cuando lo trabajan (el peso de la historia y la tradición lo imponen), usan un “artilugio” para seguir explotándolo y exprimiéndolo con toda libertad. La “pillería” es tomar el cubo y desarmarlo, desplegarlo, multiplicarlo, para que sirva a todos nuestro propósitos y funciones no importando cuantas y cuan complejas sean. En una palabra, muy a lo bruto…, los arquitectos de hoy “estiran” al cubo para que todo tenga su lugar (y quepa con facilidad), llegando a arman una metamorfosis elefantiásica y retorcida.

Por eso me ha gustado el proyecto de los austriacos. Su edificio es un “cubo” intervenido pero que sigue siendo un cubo. Una forma definida, para ser cogido de un golpe con la mirada. Y si bien es cierto que cae en ese insoportable efectismo de la transparencia (vamos, que sería maravilloso ver esos muros alabeados en bronce bruñido), nos enseña que el simple gesto de “correr el velo” entreabriendo las aristas, imprime una gran fluidez al espacio, entrelazando interior y exterior.

Son pocos gestos, pero que en forma maestra reencantan al volumen simple del cubo.
Creo que su proyecto refleja el símbolo del pabellón. Una caja. Como un cofre conteniendo el regalo de una cultura para deleite de la ciudad de Shanghai.

Más información e imágenes en los siguientes links:
Link: http://www.architectscollective.net/
Noticia vía: http://www.designboom.com/

Y el otro proyecto es BIO_LOGICAS.
Primer premio en el Concurso de Ideas para las cubiertas de la Calle Dos de Mayo, Bilbao la Vieja, Bilbao.
Trabajo de la oficina arquitextonica.

3395439599_0822bcfe4d
BIO_LOGICAS. Fuente arquitextonica.net CC=by+nc+nd

3395141071_3273e39193
BIO_LOGICAS. Fuente arquitextonica.net CC=by+nc+nd

Este proyecto fue para un concurso llamado de “arquitecturas efímeras” (¡oh, Dios…! Cuanto odio esa palabra. ¡¡Que la Arquitectura es Arquitectura y punto!!). Que sea desmontable o temporal no es problema y no tiene nada que ver. Es más, no todo lo que hacen los arquitectos debe ser arquitectura. Pero si debe tener sabor y olor arquitectónico 😉
Volviendo al proyecto. El candor de la propuesta está en su extremada simpleza. Pocos materiales y pocos elementos. Pero un profundo conocimiento y dominio de los conceptos: el espacio y el “acto urbano” en el que está inserto. Dentro de la trama de ciudad, existe algo que acontece con itinerancia. Las ferias libres, los mercados informales que despliegan y repliegan. Cada día en un lugar distinto, son habitantes de la ciudad.
La propuesta de arquitextonica, es una abstracción espacial de una forma definida (la bóveda de cañón), pero llevada a la máxima levedad. Lo particular de este proyecto es que logra condensar en una sola instancia, el espacio y el acto urbano. El despliegue y repliegue de las cubiertas. Un solo movimiento. Casi un gesto de una mano, que hace aparecer el interior y el vacío, junto con el acto de encuentro propio de la feria urbana. Este proyecto nos muestra cuan frágil y sutil puede ser el aparecer y desaparecer de estos conceptos. Vienen y van con apenas un golpe de muñeca. Proyectan en la ciudad una sombra temporal que da nueva dimensión al lugar. Solo para dar un cobijo al acto puntual.

Ver más imágenes en el archivo Flickr de Arquitextónica.
Más información en http://arquitextonica.net/

urbArAmA, atlas de Arquitectura.


Vía el Blog Arquitectura, descubro el nuevo proyecto del fundador de Construmática.
Se trata de urbArAmA, un sitio web que se define como un atlas mundial colaborativo de arquitectura e infraestructura.

Su presentación:

urbArAma es un Atlas de Arquitectura e Infraestructura construida por la humanidad. Es un lugar para que amantes de la arquitectura puedan compartir su pasión por la arquitectura y cualquier infraestructura construida por la humanidad (obras civiles, parques, diseño de interiores, etc.)

urbArAmA hace fácil compartir la pasión por la arquitectura. Cualquier usuario puede enviar sus proyectos preferidos y compartirlos con la Comunidad. Todos los proyectos son geolocalizados y pueden incluir fotografías, videos e información descriptiva. Los proyectos pueden ser votados, comentados y compartidos por la Comunidad.

urbArAmA es también una herramienta para arquitectos, ingenieros y diseñadores, ya que les permite mostrar su catálogo de proyectos en línea.

urbArAmA es un proyecto personal de Jordi Ber y Martín Caleau.

Link: www.urbarama.com
Noticia vía: Blog Arquitectura

XVI Bienal de Arquitectura, Santiago 2008 (II). Exposición interior MAC.

Expo XVI Bienal Arq 2008

La XVI Bienal de Arquitectura de Santiago se despliega en diferentes salas del museo MAC, donde se presentan las muestras de obras nacionales, obras de patrimonio, obras institucionales, obras importantes de concursos patrocinados por el Colegio de Arquitectos y finalmente la muestra de la obra del arquitecto premio nacional.

El montaje completo, (incluyendo el bapellón exterior) es en base a materiales reutilizables y de segunda selección. Mostrando así un valor en el ahorro energético y el ahorro en contaminación que significa aprovechar de la mejor forma posible los materiales producidos por la industria. Se pretende hacer alegoría al tema central de la Bienal que es la ecología y la sustentabilidad.

En el caso de la muestra al interior del museo, esta se despliega sobre muros confeccionados de bloques de cartón. Los que posteriormente pueden ser desmontados y vueltos a armar para lo que será la etapa itinerante de la muestra, por regiones. Las láminas con texto, planos y fotos se organizan (según unas dimensiones estándar) sobre las diferentes caras de los módulos de cada muro.

Lo primero que me llamó la atención en la forma de exponer es que el montaje tiene “aroma”. Si, el cartón corrugado con que están hechos los muros impregna de un olor dulce y húmedo las salas. Una dimensión de la percepción espacial que no sé si estaba planeada. 😉

Expo Nacional Bienal Arq 2008
Sala muestra nacional.

Personalmente creo que hay un desequilibrio entre soporte y lámina. Mucho muro para tan poca imagen. Los muros “pesan” espacialmente demasiado y sin embargo, se justifican sólo en su función de soporte, ya que no construyen una espacialidad o plástica formal por si mismos. Si tienen la opción de desarmarse y apilarse libremente, bien puede potenciarse ese aspecto lúdico para jugar a construir castillos como con los dados o legos. Luego, las láminas son muy pequeñas y muy pocas por proyecto. También las fotos. Para un muro tan denso y de varios metros de largo, hay solamente un puñado de láminas que caben en una carpeta. Podrían haberse impreso más imágenes y con ellas armar formatos más grandes o derechamente gigantografías, usando los dados como mosaicos.

Expo XVI Bienal Arq 2008
Sala muestra patrimonial.

Expo XVI Bienal Arq 2008
Sala muestra institucional.

Un poco pobre queda la maquett de cada proyecto. Un recortable que se ensambla, pero que en la mayoría de los casos, resultaba tan pequeña que no aportaba a la presentación o entendimiento del proyecto. Creo que cabe preguntarse en que casos realmente vale la pena presentar una maqueta, si esta no alcanzará las dimensiones necesarias. Aunque hay que decir, este es un defecto de las presentaciones de las muestras profesionales, que ha sido recurrente en otras bienales. Por lo general, el recurso maqueta es mucho mejor explotado en la muestra de alumnos de universidades, donde los estudiantes hacen maquetas que logran buen tamaño y presencia.

Expo Nacional Bienal Arq 2008
Lámina de la Casa Wolf del estudio de Pezo von Ellrichshausen.

Expo Nacional Bienal Arq 2008
Maquett de la Casa Wolf del estudio de Pezo von Ellrichshausen.

Finalmente, un error creo que lo marcó la exposición de obras de concurso, al abandonar los “dados de cartón” por unas simples planchas en zig-zag para sostener las láminas. Creo que se pierde la gracia con que era tratado el material. Sin embargo, a su favor estaba el que las láminas tienen mejor lectura.

Expo XVI Bienal Arq 2008
Sala muestra de concursos.

Puedes ver más imágenes en mi cuenta Flickr.

En un próximo post hablaré sobre la muestra de universidades.
Viene de XVI Bienal de Arquitectura, Santiago 2008. (I)

XVI Bienal de Arquitectura, Santiago 2008. (I)

Y partió la XVI Bienal de Arquitectura de Santiago. La “fiesta” de la Arquitectura chilena, que constituye una instantánea de la producción nacional (profesional y universitaria). La visité hoy en su sede del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) y he estado sacando varias fotos y videos, que más adelante subiré. También tengo comentarios y mi opinión de la muestra. Pero hay tiempo, ya que la Bienal estará hasta el domingo 9 de noviembre. Así que por mientras que ordeno las ideas, los dejos con las primeras imágenes que corresponden a un pabellón temporal levantado en el exterior del museo, que contiene la muestra de proyectos de universidades. Y que fue diseñado por el destacado arquitecto Felipe Assadi.

pabellón bienal 2008

pabellón bienal 2008

pabellón bienal 2008

Pabellón bienal 2008

Pabellón bienal 2008

Pabellón bienal 2008

pabellon int10

Si quieres ver más imágenes de esta instalación visita mi cuenta de Flickr.

Reflejos – El autoencargo (I)

A diferencia de muchas otras artes, la disciplina de la Arquitectura es un quehacer que no puede ejercerse en solitario. Construir una obra requiere de un esfuerzo enorme y una cantidad grade de recursos, que por lo general, exceden las capacidades individuales de una persona. Esto siempre ah condicionado a que la producción de obras dependan de fuentes de recursos de terceros. Los llamados “clientes”, quienes no solo poseen el dinero para adquirir los materiales necesarios, sino que poseen el dominio de la “tierra o lugar” donde construir una obra. Esta realidad es tan significativa que se considera que solamente un porcentaje menor de los arquitectos puede ejercer la disciplina directamente construyendo obras de arquitectura. Algo cuya significancia dependerá del número de “encargos” que un arquitecto efectivamente reciba.
Formulas para incrementar los encargos hacia los arquitectos se han ideado en diferentes momentos. Hoy, por ejemplo, me tocó asistir una serie de charlas llamadas Arquitectura por autoencargo, aludiendo a los nombres de los organizadores, dos grupos de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Santiago, que se han abocado a discutir el tema de la generación de encargos hacia los arquitectos. El Autoencargo se trata básicamente de que los arquitectos no sólo sean capases de diseñar obras a base de encargos de clientes o terceros, sino que puedan crear o impulsar los encargos mismos. Algo que en Chile es contrario a la tradición de la práctica y la docencia. Aquí, los arquitectos son vistos más como “consultores técnicos” que reciben encargos y no tienen formación en como ser gestores o emprendedores (si, son palabras del mundo de los negocios).

Como decía, en diferentes momentos y lugares se ha discutido este tema. El ejemplo más cercano a mí es el de mi propia escuela de Arquitectura, en la Católica de Valparaíso. A pesar de constituir en el pasado un grupo muy innovador y de manejarse con un Instituto para desarrollar y ejecutar proyectos, por diferentes motivos, estos no se concretaban (quedaron terceros en la final de un importante concurso, tuvieron desavenencias con clientes, etc.). Fue así que, como forma de resolver la carencia de encargos directos, los miembros de esta escuela empezaron a gestionar ellos mismos los encargos.
El primer ejemplo fue la reconstrucción de iglesias en el sur del país, después del terremoto de 1960. Donde un grupo de profesores empezó a ofrecer a las diferentes arquidiócesis la posibilidad de desarrollar y construir proyectos para las iglesias que se habían derrumbado con el sismo. De esta propuesta se terminaron construyendo una decena de iglesias.

El segundo ejemplo, que se dio posteriormente en 1970 (y el más importante) fue la fundación de los terrenos de la Ciudad Abierta y la creación de la Cooperativa Amereida. Aquí, impulsado por esta organización comunitaria de diseñadores y arquitectos de la escuela, y bajo la intención de constituir un laboratorio de experimentación arquitectónico, se construyen infinidad de obras que constituyen el legado más importante de este grupo (hospederías, ágoras, plazas y hasta un cementerio).


Video por Irinaivelic.


Video por TheBlackGodmother.

En el mismo espíritu, y por insistencia de la propia escuela, en 1994 se llevaron adelante viajes y construcción de obras en los terrenos del Fundo Huinay, en el sur de Chile, propiedad en ese entonces de la universidad, como forma de aprovechar estos terrenos para nuevos proyectos e investigación.


Embarcación de travesía en el Fundo Huinay. Imagen de la publicación Escuela de Valparaíso.

Finalmente, el cuarto caso relacionado a esta escuela son las Travesías. Que desde 1984 se llevan a cabo anualmente, y que son instancias de viaje de los alumnos y profesores por el continente (a la manera de una gira de estudios) pero que involucran la construcción de una obra final de arquitectura en algún punto del recorrido (cuyos recursos y logística son gestionados por los mismos profesores y alumnos que viajan).


TRAVESÍA “ATHENEA”. Santiago de Chile. 1987

Palacio sumergido, provincia de Cochicó. Argentina, 1990.
Palacio sumergido, provincia de Cochicó. Argentina, 1990.

Ejemplos de obras de arquitectura donde existe un encargo pero no “clientes”. Aunque siempre mis profesores insistían en que el encargo es algo que viene de “fuera” de la arquitectura, lo cierto es que se trataba de proyectos autogestionados.
No se trata de hacer alarde de mi escuela, sino de mostrar algunos ejemplos de como ya desde antes de esta década se ha estado tratando el problema de la falta de encargos.

PD: Volvemos con la serie de post de la categoría Reflejos.
Esta es la primera parte de un artículo más extenso. La segunda entrega referirá a lo expuesto en las charlas de Metagénesis y Autoencargo.com