La buena educación.

Hoy los políticos están discutiendo sobre las adecuaciones a la ley de educación. Hablan en todos los foros. Diarios, radio y televisión. Dictan cátedra. Por un lado está la derecha que defiende el modelo existente y solamente está dispuesta a introducir algunas mejoras. La Concertación, por otro lado, critica pero no alcanza a jugársela el todo por el todo, con una reforma profunda. Mejor destina los recursos obtenidos de los altos valores del cobre para instrumentos de capital en bancos norteamericanos, y negocia con la derecha la mayor cantidad de adecuaciones posibles a la legislación, en miras de obtener una aprobación garantizada en parlamento. Mientras, en el foro más público de todos, aquel donde todos pueden estar, y gritar, y amenazar, y rabiar: el foro de “la calle” (porque en el parlamento no se permite, te sacan) un mar de gente (profesores, apoderados y niños) protesta y protesta. Se toman colegios, la Catedral, el ex Congreso, la seremi de Educación, el Palacio Ariztía, las sedes de Unesco y Unicef y hasta intentan irrumpir en las sedes de los partidos.

Esta noche, mientras apunto con el control y paso raudo por los canales de TV, veo un panel de discusión, con un Diputado UDI defendiendo a los “miles de sostenedores que entregan una educación de excelente calidad”. Pienso, en si ese diputado alguna vez ha abierto su ventana y mirado hacia afuera… a esa calle.
Decido apagar la TV. No soporto escuchar tanta palabrería. Políticos que nos explican nuestra realidad, como si la vivieran con más compresión que nosotros. Que nos dicen que lo que tenemos esta bien, que es suficiente, que solo se deben corregir “externalidades negativas”. Y que de lo malo, la culpa la tiene el gobierno.
Arrogantes…

¿Hay crisis? -Si…
¿Cambiamos la ley? -No…
Pero hay crisis… -Si, y la culpa es del gobierno que es incompetente.
Vale. Hagamos cambios… -No, porque podríamos perjudicar a esta “educación de excelente calidad”.

Sigo pensando en eso de “educación de excelente calidad”. ¿Qué es una buena educación? Seguro que el sonso del conductor del programa terminó su estúpido panel con esa pregunta… y es que está pautado…

¿Qué es una buena educación?
-…
¿La que te prepara para la universidad?
¿La que te prepara para el mercado laboral?

A mi me gusta pensar que una buena educación, es aquella que te permite conocer mejor este extraordinario mundo. Es aquella que te permite entender y gozar de la riqueza de otras culturas. Es aquella que te da las herramientas para entender y respetar la diversidad de otros. Es aquella que te abre los ojos para conocer sin prejuicios, para asombrarte y maravillarte de otras realidades. Es aquella que acerca, que tiende puentes, que permite la comunicación, que te nutre… que despeja los temores para conocer cosas nuevas.
Porque este mundo con todos sus rincones, con todas sus complejidades, es lo único que conoceremos en esta vida. Dejarlo pasar, ignorarlo, por no ser capaz de entenderlo, sería un gran fracaso.
Pero nos educan para vivir aquí solamente…
Una educación para ser buenos ciudadanos chilenos, es una educación mediocre.
Una educación para ser buenos ciudadanos del mundo, es lo básico para empezar a vivir…

Informe final elaborado por parlamentarios de la Concertación sobre Transantiago.

Vía el blog Iurisprudentia.cl me enteré de la publicación del borrador de las Conclusiones para la Comisión Investigadora del Transantiago. La versión que leí corresponde al informe elaborado por los parlamentarios de la Concertación. Es un documento de 48 páginas, muy fácil de leer y muy interesante. Recomiendo que lo bajen y lo lean. Les permitirá no solo descubrir los nombres y responsabilidades de quienes estuvieron tras el diseño e implementación del Transantiago, sino que además (y más importante) podrán comprender en forma global los detalles y la estructura del proyecto; así como que cosas se considera que fallaron en el diseño del modelo. También hace una revisión, de que están haciendo los encargados para subsanar las falencias del sistema.
Existe otro borrador de 133 páginas elaborado por parlamentarios de la oposición. Ese documento lo leeré más adelante y trataré de dar también mis impresiones, en un futuro post.

A continuación voy a presentar mis comentarios que se desprenden de la lectura de este informe.

El informe (oficialista) presentado como borrador de la Conclusión ante la Comisión Investigadora del Transantiago, es un documento sintético pero claro y cabal de toda la cuestión de la implementación del nuevo modelo de Transporte. Si bien el objetivo principal es clarificar las responsabilidades políticas de los diferentes actores involucrados, el documento describe en forma clara (sin tecnicismos) casi todas las diferentes partes y pormenores de la elaboración del sistema. Esto aclara a cualquier profano el cómo se trabajó el diseño de uno de los proyectos más complejos y trascendentales en los que el aparato del Estado se ha embarcado, en el último tiempo. A la vez, va detallando las diferentes falencias y errores de cada etapa del proyecto, según lo que han reconocido los propios responsables , los cuales prestaron declaración a la Comisión.

En síntesis, el documento determina que la situación del antiguo sistema de transporte era insostenible, que la necesidad de un cambio es real y que plantearse como proyecto un nuevo modelo era una buena decisión. Sin embargo, en el análisis de la forma en que se diseñó el nuevo sistema de transporte, se evidencian graves errores, que han llevado al fracasar en gran medida su puesta en marcha.
Los errores identificados por la comisión son los siguientes:

  • Plazos excesivamente breves para diseñar e implementar un nuevo sistema de transporte. Se habría sobreestimado las capacidades del país para enfrentar semejante desafío en un plazo tan corto. La experiencia internacional muestra ejemplos con procesos que duraron décadas. Algo que habría sido advertido por el Banco Mundial.
  • Baja inversión pública en el modelo de financiamiento del nuevo sistema. El tema económico es clave en este asunto y muy extenso en el informe. Pero es claro en todos sus detalles: se acusa que nunca se consideró subsidiar el sistema desde el Estado, a diferencia de otras experiencias internacionales. Esto significó por un lado que el proyecto se redujo y abarató todo lo posible (para financiarlo con la tarifa actual), y por otro, que se produjo un desfinanciamiento del sistema por eventos no previstos (como la alza en 7 veces del costo del combustible).
  • Inexistencia de una Autoridad Metropolitana de Transportes. Otro tema crucial y que responsabiliza directamente al ex presidente Ricardo Lagos, según la Comisión. Según entiendo, el asunto es que no se creó una institucionalidad exclusiva (y con atribuciones) que coordinara y manejará el diseño e implementación del Transantiago. El instructivo presidencial recayó sobre la institucionalidad existente de la burocracia estatal de muchos ministerios, la que funcionó parcelada y descoordinada. Es lejos uno de los errores más graves y que actualmente se encuentra pendiente de aprobación de la cámara (la oposición se opone a aprobar esta ley).
  • Mal diseño del sistema integrado de transporte. Algo que se desglosa en errores en los diseños de las mallas de recorridos tanto troncales como alimentadores; errores en la información disponible al público sobre el nuevo sistema; errores en el cálculo de la cantidad y calidad de los nuevos buses; error en los cálculos de “sobre exigencia” al sistema del metro; errores en la elaboración de las bases de licitación, contratos y fiscalización de operadores.
  • Carencia de una infraestructura adecuada para el nuevo sistema. Si, la infraestructura urbana necesaria para que funcione el sistema, NO estaba implementada para cuando comenzó a funcionar el Transantiago. Los paraderos, las zonas de transferencia, calles exclusivas, etc, etc. Pero eso no es todo. Entiendo que la Comisión hace ver algo muy inquietante, y es que no pudo hacerse de una idea clara del tipo y magnitud del plan de infraestructura. Esto porque los actores citados dieron cifras y datos discordantes. Osea, no había un plan de Infraestructura concreto, ni un seguimiento claro de su estado de avance para el Transantiago. Es el tema más ambiguo de todo el informe y uno de los más preocupantes, ya que queda rondando la pregunta de si se van a completar las inversiones urbanas necesarias para que el sistema de Transporte funcione correctamente (y más inquietante, es que si la ciudad puede resistirlas).
  • Incumplimientos del Administrador Financiero. Algo que no es del diseño mismo, sino que es pos puesta en marcha. Aquí se acusa principalmente la falta del soporte tecnológico para el sistema (que se suponía proveería la empresa por ellos contratada, que es SONDA). Situación que a agravado las deficiencias del modelo y sobre todo la capacidad fiscalizadora: no es posible acusar de incumplimientos a los operadores si no hay forma de saber cuantos buses están en las calles.

El informe en su última parte hace una presentación de la situación del sistema del transporte a la fecha y de lo que se está haciendo para subsanar las actuales deficiencias del sistema (el llamado el Plan Cortázar). Finalmente se listan una serie de propuestas para subsanar las actuales falencias del sistema:

  • Constituir un Consejo Asesor del Ministro René Cortázar con representantes político-técnicos de todos los sectores nacionales.
  • Crear una Institucionalidad metropolitana de transporte.
  • Rediseñar las mallas de recorridos, disminuir los trasbordos y aumentar la velocidad de los buses.
  • Establecer un modelo de subsidio para evitar el desfinanciamiento del sistema.
  • Terminar contratos cuando se incumplan.
  • Crear sistemas de evaluación previa de programas públicos de mayor complejidad.
  • Hacer un análisis de la situación laborar de los trabajadores (y ex trabajadores) del sistema para crear planes de apoyo.

Como reflexión, después de la lectura del documento, me queda rondando un tema que se menciona hacia el final del informe, y que se refiere a la inexistencia de un sistema de evaluación ex-ante. Resulta, que a juicio de los parlamentarios (y al mio propio) el Transantiago es un desafío de alto nivel, ¡y me refiero de nivel de país desarrollado! En ese sentido, la Institucionalidad chilena (y también la de los empresarios) ha demostrado NO estar a la altura de enfrentar y dar respuesta a un problema de semejante grado de complejidad. Osea, como vulgarmente decimos, “nos quedó grande el poncho”.
Se trata de la evidencia cruda de la gran distancia que nos falta aún por recorrer, si queremos aproximarnos a las ligas que juegan los países del primer mundo. Es decir, aspirar a lograr el desarrollo, basándonos sólo en algunos pocos índices económicos, es pecar de ciegos e ilusos.
Ser un país desarrollado será también responder eficientemente a temas de gran complejidad. Algo para lo cual, parece que nos falta mucho, para poder dar la talla mínima.

No me arrepiento de votar…

Mientras revisaba algunos blogs, di con la foto de un orgulloso pulgar morado. Un desafiante ya, lo hice, y qué… me hizo pensar en esa vez, hace muchos años, cuando me inscribí en los registros electorales.
Eso fue cuando se abrieron los registros para las elecciones del 89. Estaba en 4º medio, pero ya había cumplido los 18 años. Y en cuanto pude corrí a la oficina de mi zona. Tenía 18 años desde el año anterior, para el plebiscito del 88. Lamentablemente la ley establecía que solo podían votar los que tuvieran 18 años desde tal mes, lo que no se cumplía en mi caso. Así que perdí, la oportunidad de estampar un rotundo NO a la Dictadura (en ese entonces, cada acción del régimen olía a intento de fraude… Y ciertamente este no gozaba de mucha popularidad entre los jóvenes). En fin, hube de esperar. El asunto es que, más que una novedad o un juego, para mi el votar significaba en ese momento ( y ahora) la diferencia entre lo que es una Democracia y lo que había vivido hasta entonces: una Dictadura.
No me gustó la Dictadura. La mediocridad, las amenazas y la violencia de la policía secreta, eran el pan diario del acontecer. Todos los años Chile era condenado en la ONU. Todos los meses, había protestas, había arrestos, había censura. En los peores momentos hubo Estado de sitio. Con toques de queda a las 2 de la tarde, y columnas de militares patrullando por las calles. En las noches había infernales tiroteos. Igual como una guerra. Estruendosos como cañonazos, eran tan seguidos y prolongados que los grabábamos en casettes para compartirlos con los amigos.
A la mañana siguiente tomabas tu desayuno escuchando por la radio las listas de muertos (la peor semana llegaron a ser 12) y las de detenidos (informando todos los datos posibles, como una forma de dar fe que esas personas existían, ante el peligro de ser desaparecidas).
Al salir, las calles estaban llenas de ceniza. No era raro encontrar ventanas con agujeros y locales saqueados. Y por supuesto al caminar por la vereda hacia el colegio, arrimado a un poste o tras un árbol, te encontrabas con un soldado con metralleta y la cara pintada.
Por eso no me arrepiento de votar.
Voto por gobiernos mas justos y democráticos. Imperfectos, si. A veces desilusionantes. A veces débiles.
Pero nunca sanguinarios.

Programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.

Hace unos días, la noticia del programa “Mi primer PC”, presentado por el Gobierno para acortar la “brecha digital” en la sociedad chilena, a despertado una serie de reacciones, por demás no muy positivas, entre varias comunidades informáticas. De hecho, una franca molestia se ha manifestado, sobre todo, entre comunidades de usuarios de Linux, los que amenazan con iniciar una campaña para hacer llevar a las autoridades su opinión y propuestas diferentes al programa gubernamental.

Cuando escuché de la noticia, no presté mucha atención. Fue leyendo el comentario del Francotirador, que comencé a cuestionar el asunto. En seguida, empezaron a llegar emails desde el foro de usuarios de linux, de la UTFSM (al cual estoy adscrito). Cada vez más críticos, cada vez más agrios.

En efecto, la críticas se centran en dos campos… Uno es la utilización del sistema operativo Windos XP y Windows Starter Edition, pre configurado en los computadores que se venderán a público. Si bien el primero es el más popular, (y extrañamente implica un costo de licencia que encarece bastante el PC), el segundo es el principal blanco de los ataques, por tratarse de un sistema diseñado con capacidades de trabajo y productividad mínimas. Una especie de windows para principiantes, que no tiene opciones de upgrade (y que sin embargo, también tiene su costo de licencia). Una clara referencia a las características de Windos Starter Edition pueden leerse en el blog WMGA.
Y lo segúndo que se critica, es el costo del Hardware. Un PC básico de $249.990, equipado con procesador Celeron de 2.0Mhz y un disco duro de 40 gigabytes. Y que a crédito (durante tres años) llegará al precio de 356.400.- (y pre configurado con el ya mencionado Starter Edition). O uno más “potente” de 2,8Mhz y un disco de 80 Gygabytes de capacidad, por algo así de 500.000.- a crédito. Tal como menciona el Francotirador, ya existen variados ejemplos de políticas de gobiernos extranjeros, que han logrado modelos de PCs mucho más baratos. Además, que el propio mercado ofrecería opciones algo más económicas…

En fin. Mi opinión también es crítica. No puedo dejar de sentir extrañeza por estas medidas, orientadas a las clases más humildes, tan poco distintas a las que oferta el mercado tradicional. Es más, en el extranjero existen ejemplos increíblemente más justos, como por ejemplo el acceso a Internet (parte también del programa promocionado por el gobierno). Mientras en Chile, por una conexión de a penas 256kbps, pagamos 26.000.- pesos, algo así como 38 euros (precio casi igualitario entre las empresas, debido no solo a una descarada falta de competencia, si no a una “dependencia” hacia Telefónica), en países como Finlandia, la conexión de 2000kbps esta por ¡36 euros! (algo así como 24.000.- pesos chilenos). Tal como lo comenta en su blog Kiroti.
También me llama la atención el hecho de aliarse en este proyecto, con una serie de casas comerciales, las que han sido duramente cuestionadas, por sendas irregularidades en el cobro de intereses a sus créditos. Así como el trato laboral que aplican a sus empleados, y que el propio presidente a criticado anteriormente. Casi se ve como un premio a la gestión de estas empresas…
Pienso que el tenor de este proyecto está presentandose como una mala señal. Hasta ahora no ha convencido a los entendidos y aficionados, y ciertamente, no creo que cumpla con las espectativas creadas.
Para información de las autoridades, existe una conciencia social creada hace mucho tiempo (casi una filosofía), en torno al tema informático y digital, y la que es muy cultivada por sus aficionados y seguidores. Esta conciencia ha acumulado un conocimiento que no permite ser “engatuzados” facilimente por acciones aparentes y claramente publicitarias, más que efectivas.

Para ver las opiniones y cartas abiertas que se están gestando entre diferentes organizaciones, dejo a continuación una serie de links que he recopilado:
Opiniones del Portal OverClockers.CL sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Propuesta de carta por CDSL, al presidente, por “Mi primer PC”.
Información de WMGA sobre sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opinion del Francotirador sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniones del Foro TVNAUTA sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniones de “Cazuela de Pinguino” sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniones de la “Lista de distribución de linux de la UTFSM” sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Carta abierta de La comunidad de Linux Chillan, sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opinión de fayerwayer sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opinión en Foros de fayerwayer sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opinión en EducaLibre.cl sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniónes en AtinaChile.cl sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniónes en ElAntro.cl sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.
Opiniónes en el foro de ChileHardware sobre el programa de Gobierno, “Mi Primer PC”.

“Gobierno y empresas facilitarán compra de computadores en sectores de bajos ingresos” (Noticia aparecida en Radio Cooperativa on Line).

“San Diego no se achica ante computadores del gobierno”. (Noticia aparecida en diario LUN.cl)

“Gerente general de Microsoft: Queremos un 40% de los hogares con computador. (Noticia aparecida en diario LUN.cl)