Clint Easwood y el derecho de autor…


Mucho se habla hoy de listas negras, de perseguir la piratería, de aumentar las penas y los plazos de vigencia de patentes; de proteger los derechos de autor y el copyright, etc, etc, etc.

Todo eso me hace recordar la película FIREFOX (1982).
En esa película, la historia cuenta que los soviéticos han inventado un avión de combate muy sofisticado, y muy superior a los aviones occidentales. Cuando los sistemas de espionaje de la OTAN lo descubren; deciden enviar al piloto de elite Mitchell Gant (Clint Easwood) para que lo robe de la base de alta seguridad en la que se encuentra y lo traiga a occidente, para poder copiar su tecnología superior.

Reflexionando frente a esta escandalosa apología del delito, podemos decir en favor de los gringos, que en la guerra y en el amor, todo se vale…

Nuestro PC, Negroponte, Microsoft, el Gobierno y la política.

Muchas criticas y opiniones se han vertido frente a la fría (sino indiferente) actitud del Gobierno frente a dos iniciativas tendientes a disminuir la llamada brecha digital. Por un lado, la nula atención prestada hacia la propuesta de “Nuestro PC”. Alternativa desarrollada por un grupo de particulares, como respuesta a la campaña oficial “Mi primer PC”. Y por otro lado, la fría recepción al académico del MIT Nicholas Negroponte y su proyecto de una Laptop de 100 dólares.

Bueno, parece que la inexplicable, para muchos, actitud dejada del gobierno, comienza a aclararse. Ayer Microsoft, en medio de la visita de su plana mayor de ejecutivos, anunció un plan de inversiones en Chile. Dicen que desean convertirnos en su plataforma tecnológica para la región, etc, etc. Creo que esta es claramente la razón de la indiferencia del gobierno. En el fondo es un tema de manejo político. ¿Por qué? Pues porque tanto la campaña “Nuestro PC”, como el laptop de Negroponte explotan sistemas operativos de código libre. Y eso ciertamente podía incomodar a nuestros potenciales inversionistas (si no es que estos inversionistas advirtieran directamente al gobierno sobre condicionar sus capitales a un irrestricto apoyo a ellos).
Si las promesas de Microsoft resultaran ciertas, ¿deberíamos perdonar la actitud del gobierno de las últimas semanas?
Podría pensarse que si… pero lamentablemente esta estrategia de una multinacional hacia Chile no es nueva. Antaño, con el Salitre y aún hoy con el cobre, el tabaco, los remedios, etc. las grandes compañías e inversores extranjeros siempre tienden a intervenir y manipular las políticas internas de las naciones en las que participan. Y lo que parece ser que se adivina de la visita de Microsoft a Chile, es más de lo mismo.
Sin embargo, esto es lo común. Es con lo que debe lidiar un país que aspira a constituirse en campo de inversiones y capitales. En ese sentido, debemos aceptar transar parte de lo nuestro, para obtener algo que queramos de ellos. El talento de una administración será saber manejar bien sus cartas. Saber que podemos transar y negociarlo bien. Y que no podemos transar, de forma de nunca renunciar. Y todo, siempre en virtud del bien común nuestro a la larga (lo que no quita que los gobiernos replanteen sus políticas y apoyen nuevas y mejores iniciativas. Es decir, no quita que el movimiento linux siga desarrollandose en nuestro país).
Pero si a la larga las promesas de Microsoft solo resultan ser un volador de luces, (como parece ser el programa oficial de “Mi Primer PC”) nuevamente quedaremos como unos tontos, y por partida doble. Pues no obtuvimos lo que queríamos, y porque a lo mejor rechazamos lo que nos convenía.