PLAY

Hoy vi la película PLAY y fue una grata sorpresa. Un trabajo delicado y fino. Casi poético. Realmente se nota la mano de una mujer en la dirección. Una estética cuidada en todos sus detalles. Muy lejos de lo que nos ha tenido acostumbrado el cine nacional, con sus recursos chabacanos, su ritmo conservador y lenguaje vulgar. Aquí, la directora nos muestra un retrato de nuestra ciudad, a la vez real y la vez romántico. Como si gustara de caminar al borde de la idealización, pero sin jamás abandonar una realidad cotidiana absolutamente reconocible. Puede parecer un tanto lenta (con casi dos horas de duración), pero es claro que no se amedrenta ante esto. Al contrario, lejos de intentar introducir facilismos, ni efectismos (nada de jadeos, carreras o golpes de acción). Todo transcurre sutilmente. Visto y relatado femeninamente (colores vivos y dulces). Pero siendo a la vez osada en el montaje y en el ritmo temporal.
Hay algo de clima tropical y cálido en la presentación. Es decir, se muestra latina (casi chicano). Pero se trata de un marco estético, más que nada. Que si bien, no pretende mexicanizar la historia, si la inscribe dentro de lo que los espectadores de más al norte y Europa, reconocen como cine latinoamericano.
Uno queda al final, con un buen sabor de boca.

(Nota: Si NO viste la película, NO leas este segundo párrafo)

Al referirme a que se trata de un retrato a la vez romántico y real. Idealizado pero común. Quiero decir que en el trasfondo de esta historia de personajes típicos, subyace la creencia en aquellas cosas oníricas y de fantasía (¿cuentos de niñas?).
La protagonista se nos aparece a primera vista como una joven empleada doméstica, que cuida a un solitario anciano. Nuestro prejuicio solo nos deja ver en ella su origen social de estrato pobre y étnico (mapuche). Pero a medida que avanza la historia se nos revela su verdadero papel. Se trata de un ángel.
Su mirada inocente y coqueteos de niña. Su caminar silencioso, ensimismado en la música, son algunos de los primeros detalles de un personaje de carácter casi inmaterial.
Se aparece cuidando y observando al resto de los personajes en sus momentos más difíciles. El anciano que agoniza y el joven arquitecto con depresión suicida. Pero es una aparición que los demás no notan. No la ven. Ella los sigue. Los espía. Los vigila preocupada como si fueran su responsabilidad. Curiosa de estas personas, los observa y los estudia (los huele), en sus acciones, en sus paseos, en sus casas. Pero ellos no se percatan en absoluto de su presencia. Se les cruza en sus vidas, pero de forma casi invisible. Inmaterial. Siempre a sus espaldas, su naturaleza la insta acompañarlos. Y como todo ángel, a socorrer. Al final, ella se aparece. Le dice al joven que es su enfermera (cuidadora) y que si bien, no la volverá a ver, nunca lo dejará. Al final, hace que la pareja vuelva a juntarse.
Ella misma termina transformándose. Embelleciéndose, como es que nos imaginamos a aquellos fantásticos seres.
Es clara esta idea, que incluye guiños a otra cinta del mismo tópico, como es el enamoramiento de un humano o el cuadro de su contemplación de la ciudad (tan lejos, tan cerca).
Pero el verdadero mérito en este caso, es que en lugar de transportarnos a una fantasía, trae el mito hacia nuestra realidad. Mostrándonos, que quizás aquellos seres de veneramos como divinos, pueden ser la idealización de personas reales, que existen a nuestro alrededor, que nos observan, nos siguen, y nos cuidan, sin que nosotros queramos verlos.

Pintura 3D.

La imagen que se ve arriba, corresponde a un cuadro de un pintor abstracto de mediados del siglo XX. Pertenecía a uno de los grupos de la vanguardia del arte en Argentina, que experimentaban con el abstracionismo geométrico, el volumen, la profundidad y la espacialidad en la pintura y escultura. Lamentablemente no tengo su nombre, pero eso no es el tema de esta entrada.
Cuando vi la exposición, me pregunte como podría mostrar en mi blog los cuadros y esculturas que jugaban con la profundidad y el volumen. En este caso la fotografía no era suficiente y comprendí que la forma más cercana sería proveer de movimiento a las imágenes.
Estuve indagando como mostrar imágenes en movimiento o videos en un blog, y di con este interesante recurso desarrollado por Tinta China. Otro ejemplo es el de este sitio llamado rocketboom, que se trata de un programa de televisión diario en formato blog.

Yo colaboro con esta modesta idea:
Se trata de una imagen en formato “gif”. La idea la obtuve al ver los avatar utilizados en muchos foros de internet, donde se muestran pequeños cortos de algunos segundos. Otro ejemplo es el que muestra a tarvés del monitor, con sus engranajes que se mueven…
El video se grabó en formato mpeg con una pequeña cámara digital. De ahí se convirtió al formato gif, con un programa para elavorar estos archivos, bajado gratuitamente de Internet (hay muchos). Después se sube a un hosting (en este caso imageshack, el cual solo tolera imágenes de menos de 1MB, de ahí lo pequeña que resulta la imagen). El hosting te provee del código, y finalmente este se inserta en el blog o página web.

Arte moderno en el espacio público.

Estas son dos imágenes de intervenciones artísticas en la ciudad, recogidas durante el transito de mi casa a la Universidad. Es interesante reflexionar sobre un punto particular de este tipo de trabajos (instalaciones, montajes, etc) de arte moderno. Y es su particular intención de ubicarse dentro del espacio público (lo que es tradicional en el arte en general) pero con un grado de integración o identificación con recursos propios de la época (cartel publicitario)y el ser a la vez efímeros como el transito mismo de las personas (lo efímero también es condición de nuestra época). ¡No más el Arte monumental! ¡Si al Arte de los muros en las esquinas! Doméstico, periódico, humorístico.

Instalación en cartel publicitario. Americo Vespucio con Santa Julia.

Instalación Fotográfica Metro Baquedano