Exhibition in Mexico about Manuel Casanueva’s work

An interesting article about an exhibition in Mexico presenting the Manuel Casanueva’s work, published in the book: “El Libro de los Torneos”.

Un interesante artículo sobre una exposición montada en México sobre el trabajo de Manuel Casanueva, publicado en El Libro de los Torneos.

Link: MARÍA BERRÍOS Y FELIPE MUJICA. EN MEMORIA A MANUEL CASANUEVA
http://www.artishock.cl/2015/03/maria-berrios-y-felipe-mujica-en-memoria-a-manuel-casanueva/

STELARC (El cuerpo está obsoleto).


Fuente de la imagen: www.stelarc.va.com.au Derechos reservados.

Al fin y al cabo, ¿por qué seguimos con el cuerpo de Adán si ya no vivimos en el Edén?

Explorar y colonizar. Ese ha sido el sino de la humanidad desde siempre. Desde que el hombre es hombre (e incluso antes) nos hemos abocado a explorar y colonizar. ¿Por qué la gente dedica tiempo a conocer un mundo virtual como Second Life? ¿No les basta con vivir una vida real? Se pregunta un periodista. La respuesta más sencilla y directa diría que la razón es porque somos así. Exploramos y colonizamos. Y esa máxima se aplica incluso a mundos virtuales.
No habríamos llegado hasta aquí si no fuera por esta condición. De hecho, íntimamente relacionado al colonizar es que nos hemos dedicado a evolucionar. La colonización de un nuevo espacio habitable, hace que necesariamente nuestros cuerpos evolucionen, cambien, para mejorar y lograr la adaptación. Íntima relación esta la de la genética y la extensión.

Hoy, las grandes superpotencias están dedicadas a la exploración espacial. Gigantescas cantidades de recursos se orientan a observar y estudiar el universo. Y si bien existen muchos objetivos más inmediatos para todo este esfuerzo, no hay error en considerar la colonización como objetivo final.
Claro que el espacio exterior es inhóspito y no es capaz de sostenernos. Pues bien, tendremos nuevamente que evolucionar. Cambiar nuestros cuerpos para volverlos más adaptables a las condiciones que se requieren para la colonización espacial. Más resistentes, quizás… Incluso con la capacidad de vivir mil años, para poder recorrer la largas distancias que nos separan de los planetas que aspiramos habitar.

Viéndolo así, la frase “el cuerpo está obsoleto” tiene mucho sentido. El mundo ya ha sido colonizado y nos hemos adaptado lo mejor posible para vivir en él. Pero para seguir explorando y colonizando en otros mundos debemos evolucionar nuevamente (y con más conciencia que antes).


Fuente de la imagen: www.stelarc.va.com.au Derechos reservados.

La imagen de arriba la vi en uno de los capítulos del libro Propagaciones. Stelarc, un artista australiano y perfomancista que piensa en la integración y evolución cuerpo-tecnología. Y que se abocó a reconstruir su cuerpo añadiéndole una oreja extra. Y no sólo un molde, sino una que integrará un micro receptor y emisor para emitir vía inalámbrica a la red de Internet. Así todos, donde quiera que estén, podrán escuchar lo que Stelarc escucha…

Claro que Stelarc no habla de otros mundos (eso es un desvarío mío), sino que habla de la adaptación a las nuevas tecnologías que están cambiando nuestro mundo. La frase del título (que a algunos le sonará a herejía) le pertenece. Y basado en ella apuesta a la experimentación sobre su propio cuerpo a un nivel casi de repugnancia, para muchos, buscando la propia evolución. Pero en el trasfondo, hay mucha lógica, si hablamos de la posibilidad de seguir evolucionando para potenciar nuestras capacidades, en consonancia con las nuevas tecnologías.
Se trata de una corriente llamada Transhumanismo, concepto filosófico y movimiento intelectual que apoya el empleo de las nuevas ciencias y tecnologías para mejorar las capacidades mentales y físicas del hombre.

Ahora bien, en el libro, Stelarc habla del cuerpo como una Arquitectura. Y como Arquitectura puede pensar en cambiar su forma. Es hábil. El usar a la Arquitectura como recurso de su discurso no es banal. Es más, lo avala. Hace mucho que la Arquitectura rompió con los órdenes. Con el siglo pasado se instauraron las “formas en libertad” en la Arquitectura y desde entonces la plástica de las nuevas obras puede llegar a ser muy caprichosa, en la constante búsqueda de repotenciarse.

Pero es esa misma radicalidad de la Arquitectura contemporánea, la que hace peligrar la reconstrucción de Stelarc (desde lo arquitectónico que menciona). Porque evolucionar no es lo mismo que distinguir. Y mucha de la Arquitectura no es de formas evolutivas, sino de formas caprichosas que sólo buscan “distinguirse” del resto.

Distinguirse transformando su cuerpo es lo que han hecho muchas culturas (como los Mayas y sus cráneos alargados), a lo largo de la historia. Pero eso no los lleva a evolucionar.
¿Un cambio estético para distinguir al noble del resto? ¿El Papúa que se ha tatuado así mismo para distinguirse de la naturaleza? Ellos cambian su cuerpo para transmitir un mensaje, pero no evolucionan con eso. Esto también se aplica a la Arquitectura, donde mucha de sus propuestas formales son muy vacías, con poca o nula ganancia, o incluso con altos costos energéticos. Y cuyo principal objetivo, tras la radicalidad formal, es el “distingo” del medio; y ¡oh, banalidad! Conseguir sólo celebridad.

Hay que estar atentos a los límites en el uso de los conceptos. Porque aún en el mundo de la estética, existe un lado oculto en el rostro de la belleza, cuyos motivos y objetivos no tienen futuro.

Links:
http://www.stelarc.va.com.au
Transhumanismo (artículo de la Wikipedia).

Nueva Revista ca Nº138

ca138

Salió el último número de la revista Ciudad y Arquitectura (ca) Nº 138, dedicado íntegramente a la muestra universitaria de la XVI Bienal de Arquitectura de Santiago/ Chile 2008.
Este número es una demostración de lo importante que se considera el trabajo de los estudiantes, para este evento organizado por el Colegio de Arquitectos. En sus diferentes secciones se ven detalladas presentaciones de las obras de estudiantes de arquitectura de la “Muestra Universitaria”, y del “Concurso Proyecto de Titulo” (con referencias y fotos). También aparecen indicadas las obras ganadoras y las menciones honrosas. Y se hace referencia muy destacada las obras construidas de título, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca.
Tambien aparece un registro del pabellón universitario del Felipe Assadi.

Leyendo el libro PROPAGACIONES (colectivo Criptonita [Cpt])


Fuente de la imagen: www.criptonita.cl

Con mucho interés contacté con el colectivo Criptonita para hacerme de una copia de su publicación Propagaciones. Trabajo posible gracias al Fondo de Desarrollo Institucional FDI del MINEDUC, y que en estos días se ha convertido en mi libro de cabecera. El equipo editor son Claudio Astudillo y María Paz Velásquez.

Criptonita es uno de los colectivos universitarios chilenos, vinculados a la Arquitectura que he estado siguiendo con atención. Se trata de un pequeño foco de pensamiento y reflexión al interior de la Escuela de Arquitectura de la UTFSM, sobre temas relacionados con la Arquitectura, pero desacostumbrados en nuestro medio local. Principalmente les atraen aquellas temáticas que hablan de las tecnologías digitales y su impacto social y artístico. Su escuela es muy joven y seguro que aún busca su propia definición. Así que celebro el como surgen valores y mentes inquietas entre sus futuros egresados.

En referencia al libro PROPAGACIONES: nuevos escenarios y campos de investigación tecnológica, este se divide en dos partes. La primera se denomina “Relaciones” y reúne artículos de diferentes investigadores, sobre análisis y reflexiones sobre los cambios que la nueva modernidad tecnológica (digital, virtual y de comunicaciones) están causando al mundo social. La segunda parte se llama “Aplicación” y expone trabajos de arquitectura, donde el proceso proyectual está supeditado al impacto de una nueva metodología de investigación, propia de estos tiempos en fuerte transformación.
Pero lo que escribo ahora no es aún una crítica. Estoy a media lectura del texto, y cada artículo me despierta muchas reflexiones que merecerán varios post. Así que esto primero son más unas ideas que me despiertan la temática general del libro. Más adelante iré escribiendo más post.

Una cosa es evidente y es que el futuro que se perfila de la mano de las nuevas tecnologías que todo lo influyen despiertan temor a no pocas personas. Aunque de naturaleza diametralmente opuesta, dependiendo a quienes toca.
Al público en general (un tanto lego o que se considera ajeno a esta revolución) le despierta un temor por lo desconocido, en donde siente que una tecnología que no entiende es una tecnología deshumanizada y por tanto es un peligro para su libertad, siendo a la larga hostil al estilo de vida que conoce. Es un poco lo que la imagen deformada de un Estado como Cybersyn se proyecta en el libro Synco. Lúgubre, misterioso y Bizarro (aunque según he entendido de dicho proyecto, el esquema básico de Synco no apunta a una IA -inteligencia artificial- esclavizando a la sociedad humana, sino que es al revés, se trataba de un Estado de cuerpo cibernético, pero con un cerebro humano). La tecnología apunta a resolver las complejidades de los sistemas modernos. Las respuestas a los problemas no serán dadas por una máquina Multivac, como lo idealizaba el cuento “La última pregunta” de Isaac Asimov. Sino que la tecnología mejora la canalización de la información, para que sean los humanos los que puedan pensar mejores respuestas. Y algo de esto es lo que se desglosa en el primer grupo de artículos compilados en el libro del colectivo Cpt.

Volviendo a la cuestión del miedo, por otro lado, se despierta un temor en las cúpulas y élites, por cuanto mucha de la nueva tecnología está fuera de su control y (¡oh, paradoja!) parece dar demasiado poder y libertad a las masas. Libertad para fiscalizar y para denunciar. Pero no hay que olvidar que algunas de estas élites conocen bien el juego del influir por medio del temor, así que se valen de histerias fabricadas para ir imponiendo reglas, límites y una nueva vigilancia, sobre nuestros juegos con la nueva tecnología, de forma de aumentar “su propio control”. “Cuidado con el libertinaje”… nos advierten (aunque en los mercados el liberalismo esté más que bien visto).

Dos grupos, dos formas de mirar el futuro. ¿Qué hacer ante esto?

El conocimiento sobre las posibilidades que nos depara la tecnología en nuestra vida (esa “sobre-modernidad” que se menciona en la presentación de la primera parte del libro) debe servir para ahuyentar el miedo. El texto habla de la encrucijada en la que se encuentran los arquitectos ante un nuevo panorama. Y mucho de lo que se expone en los diferentes ensayos presentados, está en un tono muy lúgubre, que deja un tanto perplejos a los arquitectos que lo enfrentan (así como a la mayoría del público). Pero estas encrucijadas no pueden ser vistas como una elección entre el bien y el mal. Todos los caminos son desconocidos. Se trata de oportunidades. Las posibilidades de elaborar mejores formulas para resolver los problemas nuevos y los de siempre.
Y la mejor forma de tomar ese conocimiento es hacerlo suyo. De eso habla la segunda aparte del libro, de trabajos y proyectos que van tomando los nuevos conceptos, las nuevas metodologías y las nuevas herramientas. Los arquitectos comienzan a operar en este nuevo ámbito. Desvelan sus posibilidades y las convierten en obras. En cierto sentido, la segunda parte del libro es la revisión más positiva de los problemas que se denuncian en los artículos de la primera parte.

En realidad el libro se plantea como la revisión de un tema que nos sobrevuela y que como arquitectos no podemos desatender. Los editores han entendido perfectamente su papel dentro de la discusión disciplinar. Y precisamente denuncian una carencia de discusión sobre todo esto. El libro PROPAGACIONES reúne diferentes ejemplos y reflexiones enfocados en su matriz conceptual e ideológica (a diferencia de lo meramente formal, con que suelen ser abordados por otras publicaciones). Y aunque aún no termino la lectura de este libro, por ser una primera compilación de este tipo de temática hecha por arquitectos, puedo decir que es un libro que se presenta como único en su clase, a nivel local.

Para todos lo que lean PROPAGACIONES, queda clara una tarea pendiente: el cómo democratizar el conocimiento de las nuevas tecnologías. Hacer que aquella sociedad aún perpleja y temerosa (y, por que no decirlo, envidiosa; al no poder acceder) pueda también hacer suya la nueva modernidad para gozar de sus múltiples y grandes posibiliades.