¿Un CAD libre para los arquitectos? Tres razones para pensar que aún no…

Se ha anunciado recientemente que la compañía Bricsys lanzará al mercado, en las próximas semanas, una versión de su software CAD alternativo Briscad (competencia al Autocad de Autodesk) capaz de correr en forma nativa en sistemas operativos GNU-Linux.

Se trata de una buena noticia, ya que muchos arquitectos hace tiempo han comenzado a interesarse en migrar a la plataforma informática GNU-Linux y gozar de sus ventajas, pero dicha transición se entorpecía al no contar con una alternativa en Linux de esta herramienta CAD clave para nosotros. Briscad no es software libre, pero aún siendo privativo facilitará el que muchos arquitectos dejen de depender de un solo sistema Operativo y tengan libertad para elegir.

Así, y según entiendo, las alternativas de software CAD con capacidades útiles de ser utilizadas por arquitectos, y capaces de correr en GNU-Linux, serían:

Medusa4 (software orientado al diseño mecánico, pero aparentemente es lo suficientemente versatil para arquitectos).
Qcad professional (el más simple entre las aplicaciones CAD y con solo capacidad 2D, pero que he sabido es utilizado por algunos arquitectos).
Bricscad (muy similar al famoso Autocad. Su ventaja es que el valor de su licencia es menor a una licencia Autodesk).
También existen alternativas para GNU-Linux de otras aplicaciones como Varicad y Ares (un CAD de una empresa alemana), pero estas son aplicaciones para diseño mecánico.

Pero para quienes somos arquitectos y usuarios de software libre, todo esto nos hace volver a soñar en la posibilidad de que un día aparezca un Software Libre CAD útil para los arquitectos.
Pero si se mira con lógica, la verdad es que creo que dicha posibilidad, lamentablemente es más que remota. La razón me la he figurado a medida que he ido conociendo y entendiendo los diferentes aspectos que caracterizan al mundo del Software Libre. Y es que para este caso, no se darían una serie de condiciones clave, propias de otros emprendimientos más exitosos del mundo FLOSS. Yo identifico tres principalmente, y si bien son una apreciación personal, creo que podría apostar por ellas:


Razón Nº1: Ninguna empresa u organización sólida promueve el desarrollo de una herramienta CAD libre útil para arquitectos. Un CAD como los ejemplos privativos que he mencionado antes, es un programa de un nivel de complejidad que requiere una institución que lo soporte.
Para un desarrollador de software, crear una aplicación CAD parece ser algo bastante complejo. Es casi imposible mantener su desarrollo como emprendimiento personal. Cosa que no tiene nada de raro, ya que igual que los S.O. GNU-Linux, las suites ofimáticas o el famoso Blender 3D, todos los programas más conocidos y potentes en el mundo del software libre son impulsados por fundaciones o empresas.
A pesar de ser de código libre, la comunidad por lo general no suelen tomar control total del software, ni dirigir su desarrollo. Tan solo lo apoyan. Un ejemplo de esto es la aplicación de modelado Blender, que a pesar de tener un código disponible para ser modificado, casi cuenta sólo con el voluntariado de los desarrolladores de la rama principal y no tiene proyectos de “clones o forks” paralelos (ni siquiera se ha podido concretar el proyecto BlenderCad).
Lamentablemente, al día de hoy parece que no hay ningún organismo promotor del software libre, que tenga como plan financiar el desarrollo de un programa CAD libre orientado a la arquitectura.

Razón Nº2: No obstante lo dicho, existen prototipos de software libre que siendo programas pequeños desarrollados por entusiastas particulares, se vuelven muy populares y útiles. La gente los usa, los mejora, modifica, comparte, etc. Pero esto es gracias a que son útiles a pesar de su poco desarrollo (un compresor de archivos, por más básico que sea, sirve siempre como compresor de archivos). Pero en el caso del CAD, un programa prototipo (que los hay) resulta en una aplicación generalmente inútil, ya que sólo aspira a conseguir dibujar algunas lineas y figuras. Tan pobre “perfomance” solo recibe la atención de la comunidad de desarrolladores por mera curiosidad, pero no más allá de eso. No se puede esperar mucho apoyo. Los desarrolladores no usan CAD. No es el público al que está destinado. Dicha comunidad nunca lo requerirá. Por otro lado, ciertamente un programa prototipo jamas despertará el interés del usuario final, sea este un ingeniero o un arquitecto. Y para peor, estos últimos no leen código, así que no se pueden esperar muchos aportes por ese otro lado.

Razón Nº3: Finalmente, los pocos entusiastas que se han aventurado a crear alguna pequeña aplicación CAD a nivel de prototipo, no están pensando precisamente en la Arquitectura y los arquitectos como usuarios finales. Al contrario, en el campo del software prototipo, una pequeña aplicación CAD aspira más a ser una herramienta práctica para otras disciplinas como el Diseño Mecánico. Ese objetivo parece satisfacer totalmente a los creadores y a la comunidad de desarrolladores de software. En efecto, las pocas aplicaciones libres CAD que actualmente existen con un perfomance prometedor como Freecad o HeeksCAD (incluso el ramplón Qcad comunitario) apuntan justamente al campo del Diseño Mecánico o Industrial (piezas mecánicas, objetos, máquinas y muebles). Con sus limitadas características, un pequeño CAD (que es más fácil de programar) basta para dibujar un pequeño modelo, acotar con medidas para que lo fabriquen los matriceros o incluso, el programa puede modelar en 3D el diseño para que lo fabrique una maquina de prototipado. Esa es una meta más real para un desarrollador de software independiente, que el alcanzar los altos requerimientos que exige un proyecto de arquitectura. He leído las razones de personas que han diseñado pequeñas aplicaciones para dibujo CAD como xfig o xdraft y toda la motivación que tenían era crear una herramienta para diseñar un mueble o una pequeña máquina. Nada más allá de eso. Lamentablemente, un software con capacidades tan limitadas, está muy por debajo de lo que se requiere para diseño arquitectónico.

La única posibilidad de que aparezca un CAD Libre, sería que una empresa liberara el código de una aplicación ya desarrollada y con opciones útiles para el diseño arquitectónico. Pero no basta con sólo liberar el código como lo hace la empresa Ribbonsoft con su aplicación Qcad. La empresa debe mantener el desarrollo de la aplicación y no abandonarla a su suerte. Debe seguir actualizando el software, dando soporte, etc. Es decir, debe hacer negocio con él.
Cuando se habla de Software Libre, muchos usuarios comunes sólo vemos la filosofía del compartir aplicaciones eficientes y gratuitas, disponibles para descargar desde la red. Pero la verdad es que el desarrollo de aplicaciones informáticas de tan alto nivel, es un modelo de negocios basado en el Software Libre. Un modelo que lamentablemente, aún no madura para el mercado de las aplicaciones para arquitectos.

Dejar un comentario?

14 Comentarios.

  1. La verdad es que es muy complicado que se cree un CAD libre realmente funcional para arquitectura pero yo sigo teniendo esperanza que si que sea realmente posible.

    Un importante eslabón es que llegue a buen termino el proyecto libreDWG, si consiguen crear esa librería y poder leer y escribir ficheros openDWG y lo que es más importante la estructura de datos de un documento CAD, estará gran parte del camino andado. Con esa librería disponible, el resto de proyectos la podrían tomarlo como núcleo para su interfaz, haciéndose mucho mas sencillo el desarrollo.

    Realmente si hubiera un fichero abierto de CAD la cosa sería mucho mas sencilla, el tema es que no es solo muy complicado que se cree un programa libre de CAD es que es muy complicado que surjan otros programas privativos de CAD. El monopolio de Autodesk con su formato DWG es muy fuerte. Les ha costado un esfuerzo ingente al consorcio IntelliCAD conseguir crear la librería DWGdirect, y aún así apenas le han quitado clientes a Autodesk, y veremos si no les da de repente por cambiar el formato DWG rompiendo la compatibilidad con las versiones anteriores, obligar a actualizar a todos sus clientes y dejar otra vez a la competencia fuera.

  2. Miguel: Concuerdo contigo en que el proyecto libreDWG es un paso necesario para la creación a futuro de un software CAD libre. Pero no es el único. Otros pasos deben concretarse también. Entre ellos está el que pueda crearse para las aplicaciones CAD, un “modelo de negocio” viable basado en el software libre. Es decir que las empresas puedan hacer dinero desarrollando aplicaciones CAD libres. Ya vez, ahí tienes el Qcad comunitario. Abandonado y con menos fans que la SGAE.

  3. http://octree.de/
    fue uno de esos betas que prometía el nirvana, y dejó hace años de desarrollarse…

    Hace tiempo que no pasaba por acá.
    Saludos!

  4. Saludos Zapatecho. Octree lo recuerdo. Di con la página años atrás cuando recién buscaba información. Apostaba por cad, 3D animación, rendering. De todo en uno… a lo mejor esa fue su ruina.

  5. Me parece un muy buen análisis, Andrés. Yo también lo veo un poco “crudo” para el SL en ese campo.

    Otro problema que veo yo es la disparidad de objetivos y enfoques cuando hablamos de un CAD para arquitectura. Mientras que algunos piensan en algo como AutoCAD, otros están pensando directamente en un BIM. El resultado es una ensaladilla de “intentos” que:
    – por un lado, no acaban de conseguir la suficiente unanimidad entre los arquitectos como para tener un apoyo fuerte de la comunidad
    – por otro lado, se intentan construir desde cero con un roadmap casi suicida, que contempla sólo la meta y no el camino intermedio

    Necesitamos que surja un proyecto tan potente para el CAD/BIM como por ejemplo lo está siendo Diáspora para las redes sociales, y eso incluye:

    – Una deseabilidad de gran calado. Que haya muchos usuarios compartiendo un mismo deseo y enfoque. Difícil en arquitectura.
    – Un equipo de trabajo capacitado, comprometido a largo plazo, y como dices, tú, apoyado en algún tipo de organizació, ya sea una fundación, una asociación…
    – Un roadmap con “puntos intermedios aceptables”, claros y cercanos, es decir: de aquí a 5 meses vamos a tener funcionalidades ya suficientes para esto y aquello, y de ahí en adelante. Decir “dentro de 3 meses se podrán dibujar 3 líneas” no sirve de nada, y tampoco decir “dentro de 10 años tendremos un CAD tan bueno como Autocad 2010″ (que de aquí a 10 años será Autocad 2020 y seguirá con una ventaja competitiva abismal).

    Si Blender existe es porque tiene una gran fundación detrás, y si esa fundación existe es porque Blender es un programa con una amplia aplicabilidad y por tanto una enorme comunidad de usuarios. Así que a lo mejor un factor importante para un CAD libre es que ese CAD no esté pensado sólo para arquitectos o sólo para ingenieros, sino que sea algo tipo autocad, generalista y potente.
    Y con las mismas, la aparición de un BIM libre ya parece una quimera.

    Quizás habría una posibilidad si, como dices, una empresa encontrara una forma de hacer negocio con un CAD libre, y para ello liberara uno medianamente potente ya existente, que pudiera mantener el ritmo o incluso adelantar a aplicaciones privativas.
    Si por ejemplo Bricscad apostara un modelo de negocio basado en SL, se liberara, encontrara la forma de admitir desarrollo distribuido y contara con una comunidad potente, entonces… entonces podría ser.
    Pero de momento es poco menos que imposible, así que habrá que conformarse con que aplicaciones privativas de calidad comiencen a pasar a Linux, que ya es…

  6. Saludos Jorge:
    Corregí tu comentario.
    Ahora, si bien el CAD es clave para nosotros, no es la única herramienta de la que podríamos beneficiarnos. Yo creo que los arquitectos no necesitamos siempre cosas tan complicadas, más que bien pensadas. El software libre tiene su fuerte en aplicaciones pequeñas pero eficientes compartidas por desarrolladores independientes, y en aplicaciones robustas y profesionales impulsadas por empresas que apuestan por el modelo de negocios del software libre. De lo segundo aún falta mucho para el campo de los arquitectos, pero desde el grupo de los primeros creo que es más factible que surjan herramientas útiles para nosotros. Ejemplo: Sweet Home 3D.
    Gracias por tu comentario.

  7. Gracias.

    No, claro, pero como aquí hablábamos del CAD, me centré en eso. Está claro que hay muchas otras aplicaciones menores que funcionan de maravilla y que nos sobran, vamos.

    Lo curioso es que en el mundo del software privativo se está tendiendo a megaprogramas “todo en uno”, justo al contrario de lo que se suele ver en el software libre. ¿Sabremos los arquitectos adaptarnos a esa otra situación de software más fragmentada?

  8. Jorge:
    Mientras existan estándares abiertos pensados en que las aplicaciones pueden compartir los archivos estos podrán dialogar.
    Por otro lado, el software libre debe ser una opción para quienes no buscan todas las prestaciones. Pequeño, ligero y eficiente en en tareas específicas es también un valor.

  9. Hola. Me parecio interesante tu tema, y lo que comentas es una realidad, mas porque por parte de la comunidad arquitectonica no existe interes, a pesar de ser caras las licencias de autodesk. Sim embargo tambien hay que tener en cuenta que el mundo de la arquitectura y construccion tiene una derrama economica importantisima, el beneficio por estar en el area es grande, por ejemplo llevo unos dias trabajando en una firma relativamente joven (ha de tener unos 6 años) esta lleva en mi ciudad al menos 1 año, por lo que he visto lleva mas de 25 proyecto realizados, minimo ha tenido un ingreso por un millon de dolares aqui en mi localidad, no sabes como se depende de las workstation, si es una herramienta basica de trabajo ¿Porque no pagar licencias de 2000-3000 dolares si ganas millones? A mi punto de vista es justo. Ahora para los que somos nuevos siempre existe la opcion “generica” al menos yo pretendo usarlas hasta tener una empresa solida que sea capaz de adquirir licencias originales…. Saludos.

  10. Amigo, creeme que llegue por casualidad a este blog y algo que si te puedo comentar es que tanto a desarolladores como usuarios no les interesa, almenos a mi y mi circulo de arquitectos es lo de menos, tenemos mucho trabajo y proyectos encima para preocuparnos por el tema. Lo que si es un hecho y genera preocupacion es tener alguien en la oficina y que no sepa Autocad.

  11. Hola, curioseando sobre el tema que es también de mi interes estoy aca.
    Por lo que pude ver, existe un CAD multiplataforma que esta en desarrollo con muy muenas prestaciones y perspectivas tanto para el diseño industrial, arquitectura y diseño mecánico. El mismo se llama FREECAD. Esta es la pagina:
    http://sourceforge.net/apps/mediawiki/free-cad/index.php?title=Main_Page/es

  12. Jose Manuel

    Hola amigos, soy estudiante de Arquitectura en Alicante (España). Harto del pesado Autocad, he descubierto recientemente el gratuito Draftsight (es exactamente igual que un Autocad), desarrollado por Dassault Systems y que corre en plataformas linux (además de Windows y Mac).

    Es una buena alternativa para estudiantes a los que no les gusta la piratería, así como arqitectos y diseñadores que quieran usar Linux. A mí me va de lujo tanto en Windows 7 como en Linux.

    http://www.3ds.com/es/products/draftsight/download-draftsight/

    Un saludo a toda la comunidad!!

Deje un comentario