Terremoto en Haití y el Diseño de Emergencia.

Sismo de magnitud 7,3 sacudió a Haití
Creative Commons License photo credit: Globovisión

Las terribles noticias que nos llegan del terremoto que ha asolado a Haití despiertan la solidaridad internacional que, como pocas veces, activa una dinámica de acción y cooperación que bien quisiéramos verla más a menudo en las relaciones normales entre países y no sólo en los momentos de grandes catástrofes.
Y junto a la ayuda humanitaria inmediata (comida, ropa, medicinas, profesionales) se hace urgente poder contar con una infraestructura de emergencia que supla aquella que se ha visto dañada por la catástrofe (sea esta un terremoto o tsunami o lo que sea). Hablamos de construcciones que rápidamente reemplacen a los edificios derribados, de manera de dar soporte a las labores de asistencia de los equipos de ayuda en las ciudades afectadas y procurar albergue a las victimas.

Viviendas, hospitales y albergues de emergencia son un tema recurrente en la mentalidad de arquitectos y diseñadores. Una “Arquitectura de Emergencia” o “Diseño de Emergencia” si se quiere ampliar la idea, son temas de tesis y concursos que algunas veces he visto en la escuela o en la prensa. Pero dentro de los muchos trabajos y diseños, a pesar del esfuerzo e ingenio desplegado, hay algunos que no logran aventajar las capacidades operativas y logísticas de los medios diseñados para el campo militar. En efecto, suelen ser los recursos y soluciones elaboradas para operaciones bélicas los más utilizados en estos casos, no sólo por su diseño práctico, sino por estar ya adoptadas por instituciones plenamente operativas como son los ejércitos. Además, que por ser una infraestructura de rápida instalación o desarme y con gran autonomía (tanto para avanzar como para retroceder en un territorio) resulta ideal para responder con prontitud a una emergencia (sin considerar que justamente para casos de catástrofe, lo primero que se requiere además de médicos, es enviar soldados para reinstaurar el orden, sobretodo si las instituciones de policía y justicia locales no están operando).

Bajo ese prisma (el práctico militar), recuerdo algunas propuestas que apuntan a diseños de viviendas y habitáculos de emergencia, pero que no me parecían lo más viable. No porque sean ineficientes o no sean lo suficientemente económicos, sino porque justamente no se han pensado considerando posibles aplicaciones militares o que sean plausibles de aprovechar por las instituciones castrenses. Y la verdad, es que pensar en esa posibilidad puede resultar algo chocante para algunos, pero hay que reconocer que son los recursos militares una de las primeras cosas que los Estados movilizan frente a este tipo de situaciones.

Así que recuerda, si eres estudiante de arquitectura o diseño y estás trabajando en algún proyecto que refiera al diseño o infraestructura de emergencia, no olvides pensar en soluciones tanto para tiempos de paz como tiempos de guerra. Al fin, no se trata de diseñar armas, sino equipo para apoyar la supervivencia de personas enfrentadas a los momentos más difíciles.

(Desde aquí un saludo al sufrido pueblo de Haití).

Sismo de magnitud 7,3 sacudió a Haití
Creative Commons License photo credit: Globovisión