En torno al proyecto del Costanera Center

Cencosud lateral
Creative Commons License photo credit: Luis Iturra

Hace unos días fue anunciado por su dueño, el reinicio de las obras del Costanera Center, proyecto emblemático para la ciudad de Santiago, no sólo por su tamaño, sino por pretender ser fiel representante de una arquitectura promovida desde el poder económico del mundo de los negocios, y que tan en boga ha estado en el mundo desarrollado en estas últimas décadas.

Pero más que el proyecto mismo, he estado muy interesado en seguir una fuerte disputa que se ha mantendio soterrada a los pies de este megaproyecto. Ignorada por la prensa tradicional (e ignorada a su vez, por otros  medios que tienden a reproducir las noticias que pautean los primeros) una verdadera lucha de declaraciones y argumentaciones se ha mantenido a lo largo de los meses que ha durado este proyecto. Aunque para ser justos, un bando más parece ignorar intencionalmente al otro.

Me refiero a las constantes denuncias de irregularidades en la tramitación de los permisos de este proyecto y su aparente estatus de ilegalidad, que han estado denunciando organismos de vecinos y la Agrupación Defendamos la Ciudad (ADC). En verdad, cada vez que la prensa hacía publica alguna declaración de los representantes del holding dueño del Costanera Center, Patricio Herman, desde la ADC publicaba un artículo respuesta que criticaba y denunciaba los vicios del caso (ver sección artículos y noticias en la web de la agrupación). Reconozco que yo no podía esperar a saber de la reacción y los argumentos que los grupos críticos tenían a cada “golpe de prensa” emitido, como estrategia comunicacional, desde el holding Cencosud.
Por supuesto, que la forma en que ambas noticias se escuchaban resultaba bastante disímil. Mientras las notas sobre el Costanera Center ocupan varios lugares destacados y visibles en la prensa tradicional, además de su correspondiente fuerte “eco” en otros medios que actúan “de resonancia”, la voz disidente resultaba apenas audible, gritando solitaria desde pequeñas columnas en espacios muy restringidos.

Ciertamente, el trabajo de los medios no ha resultado justo ni claro en este importante tema urbano. El Costanera Center está llamado a constituirse en uno de los proyectos de más impacto en la ciudad, pero la película no estaría siendo contada en forma completa por los encargados de difundir el tema a la opinión pública.

Este post no pretende darle mayor credibilidad a las denuncias de la ADC, de las que en su justa medida puedan tener. Lo que intento es hacer pública mi molestia a la forma en que se acalla a los actores (en forma indirecta, por supuesto) que trabajan abocados a participar de la construcción de ciudad. Y todo por ser disidentes.

Todo esto tiene nombre: marginación. Algo que, no importando el contexto, siempre resulta ser muy poco democrático. Considerando que el discurso más citado por políticos, arquitectos, urbanistas, etc. es aquel que habla de la participación ciudadana en la toma de decisiones y en la construcción de la ciudad, no se entiende, con que autoridad exigimos la promoción de este concepto, cuando luego no se presta oído a lo que dice esa misma “participación activa”.

Los medios tienen el deber de dar a conocer TODA la información.
Y nosotros, que somos la opinión pública, tenemos el deber de no conformarnos con escuchar solamente una parte de la historia, sino buscar y oír a todas las fuentes disponibles.

3 opiniones en “En torno al proyecto del Costanera Center”

  1. Buena informacion.
    ¿Donde se podra ir a dejar el curriculum?
    Soy Tecnólogo en construcciones y me gustaria saber donde ir a dejarlo, si sabes te agradeceria la informacion.

    Saludos cordiales.

Comentarios cerrados.