El Colegio de Arquitectos de Madrid rompe relaciones con Autodesk

prisionlow1
Fuente de la imagen: CG-Node. Por Lilox.
La imagen no tiene relación con la noticia a la que refiere este post. Se trata de un render generado en Maya, del cual hay muchas versiones en la red.

Lo leí primero en A4UI y luego en Ecosistema urbano.org
Según cuenta la noticia, El Colegio de Arquitectos de Madrid habría entrado en disputa con Autodesk, a raíz de la última campaña publicitaria de esta empresa de software. En ella, y haciendo alarde de una total falta de respeto, Autodesk envío cartas a los arquitectos con un intimidatorio mensaje: ¿Sabe dónde va a pasar sus próximas vacaciones? Seguido de una imagen de un hombre tras las rejas.

Poco más y les envían la Marca Negra

El tema es que a raíz de este episodio, el Colegio Madrileño ha resuelto promover entre sus asociados otras alternativas a productos Autodesk, cuya principal ventaja es que son muchísimo más económicas.

Comento este asunto por dos cosas que me llaman la atención. Y para analizarlas seré un poco “abogado del diablo”.
Autodesk tiene a su favor el que no ha actuado muy distinto a como actúan la mayoría de las campañas que buscan criminalizar cosas como las descargas P2P y el intercambio de archivos. Y hablo de campañas promovidas hasta por entes estatales. De hecho, Autodesk estaría en su derecho, exigiendo el pago por algo que, aunque se crea lo contrario, siempre ha sido de ellos y nunca ha sido nuestro.

Lo especial en esta ocasión, es que la violencia de este tipo de campañas no la están recibiendo jóvenes que comparten música o anónimos que descargan películas o programas. La advertencia es directa a profesionales colegiados y sus respectivas oficinas y empresas (que según reconoce el propio Colegio de Madrid, tiene un índice de piratería de software del 70%). Algo que los aludidos declaran sentir como “de mal gusto”.

Así es. Todos pueden ser objeto de una acusación y una velada amenaza.
(Ahora recuerdo que años atrás, en Chile se llevó adelante una campaña promovida por el Colegio de Arquitectos de Chile y la empresa Autodesk, donde llamaban por teléfono directamente a las oficinas ofreciendo licencias de Autocad a precio de convenio. Era un poco brusco. Un telefonazo a quemarropa que te pedía información sobre la versión de Autocad que estabas usando).

En algún momento escribí sobre el ejercicio de la profesión y los riesgos que se estaban creando a raíz de las restricciones de las licencias de las herramientas digitales. ¿Podría ser que, el trabajar con algunos programas, se volviera un arma de doble filo? ¿Habrán peores consecuencias en el futuro, para la libertad creativa de arquitectos y diseñadores, por trabajar con programas con licencias cada vez más restrictivas?
Porque el fondo del tema no es si hay que pagar por un software o no. Eso no se discute. La pregunta es por las condiciones de las licencias de uso de estos programas… ¿nos convienen realmente? ¿Valen el precio que cobran?
Tal vez si, tal vez no. A lo mejor es una exageración y una paranoia. Pero pensemos por un momento desde la posición de los usuarios, de los arquitectos. No tenemos porqué ser objetivos.
¿Cuanto dependemos de estas herramientas?
Parece que mucho. Tanto, que una empresa como Autodesk siente que tiene el poder de tratarnos hasta con veladas amenazas.

Creo que ya va siendo tiempo de ir tomando cartas y llevar adelante acciones para defender la libertad de las obras que creamos, y por qué no, hacer nuestras las herramientas que usamos.

PD: Destacable en este sentido, lo que ha hecho el Colegio de Arquitectos de Cataluña al crear su propio programa de dibujo, el iCAD-T

4 opiniones en “El Colegio de Arquitectos de Madrid rompe relaciones con Autodesk”

  1. Así es. Hay empresas que tienen poder sobre los profesionales, no sólo por cobrarles dinero, sino porque pueden decidir sobre más temas.
    Relacionado con el dinero, pueden decidir cuando el profesional va a tener que comprar un nuevo programa, esto se logra haciendo incompatible un documento con el posterior o a veces con el anterior tambien.
    Sin tener relación con el dinero, el poder que tienen muchas empresas es de controlar los documentos y hasta la máquina de uno. Esto suena muy paranóico, pero no lo es en el caso de documentos de una nación, donde tienen información en CAD y GIS que debe ser restringida, no controlada por una empresa que ni siquiera es de ese país.
    Me parece un excelente ejemplo para agregar a las razones por las cuales apoyar a un CAD libre, y a un sistema libre, calaro, pero eso ya funciona muy bien. Saludos.

Comentarios cerrados.