Si los edificios pudieran hablar, ¿que dirían?


Fuente de la imagen: www.thelivingcity.net

Living Architecture – Living City.

Si los edificios pudieran hablar unos con otros, ¿que dirían?
Puede que la frase de más arriba suene como una ironía. Pero la verdad es que hoy la tecnología tiene tal capacidad, que ya se puede vislumbrar la posibilidad de que los objetos capten y procesen información por si mismos (objetos inteligentes) e incluso que puedan intercambiar esa información entre ellos (te invito a leer un interesante artículo en el blog Flylosophy: Objetos inteligentes, una nueva especie).

Para el caso de los edificios (objetos al fin y al cabo) David Benjamin y Soo-in Yang, profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Columbia, dan por hecho que en el futuro los edificios hablaran entre si (la frase en cursiva es de ellos). Desde el 2005 que trabajan en su proyecto The Living, desarrollando prototipos de mecanismos y software, que respondan cineticamente a las condiciones del medio, gracias a sensores especialmente acondicionados. Su primer prototipo corresponde a una suerte de fachada de vidrio con base de polímero que, por medio de estos sensores, responde al dióxido de carbono presente el aire, abriendo o cerrando sus “agallas”.


Prototipo de fachada de vidrio con base de polímero que responde al dióxido de carbono presente el aire, abriendo o cerrando sus “agallas” (esta versión, mejorada con apoyo del Van Alen Institute, responde según la información que captan varios sensores colocados en la fachada del edificio).
Fuente de la imagen: www.thelivingcity.net


Fuente de la imagen: www.thelivingcity.net

Living Architecture. Al interior de la universidad de Columbia, estos investigadores, llevan adelante un Responsive Kinetic System Lab donde elaboran junto a los alumnos nuevos prototipos, algunos de los cuales podemos ver en el siguiente video:

Living Architecture from David Benjamin on Vimeo.

Living City es el paso siguiente en su investigación. Se trata de dotar a los edificios de sensores (fachadas sensoriales) que captan información, y hacer que comiencen a “dialogar” entre si, por medio de una plataforma de comunicación creada por ellos (y que será publicada como software Open Source, para que otros puedan crear nuevos sistemas).
Con esta capacidad, la ciudad podrá comunicarse con otras ciudades, con determinadas organizaciones o con personas particulares, y entregar información de cualquier tópico relacionado a los datos recolectados por sus sensores.
Y ¿quien sabe? Tal vez, en un futuro no muy lejano, las ciudades no solo responderán automáticamente a las condiciones del medio, reconfigurando espacios públicos y privados, sino que podrían darnos la voz de alarma frente a cualquier futura crisis urbana.


Esquema de la plataforma de captación – procesamiento – respuesta de información.
Fuente de la imagen: www.thelivingcity.net

Más información:
http://www.thelivingnewyork.com/
http://www.thelivingcity.net/
Living Architecture 1
Living Architecture 2
http://www.arch.columbia.edu/gsap/59970/

6 opiniones en “Si los edificios pudieran hablar, ¿que dirían?”

  1. en realidad no me referia a eso. sino que los movimientos requieren energía adicional, n circunstancias que la cualidad perfomativa podria ser low tech.

  2. Buen punto Sebastián, ya que en efecto se debe evitar en lo posile que las nuevas modalidades tecnológicas no consuman más energía, que en el fondo será la carestía del futuro. En todo caso, insisto que se trata de prototipos, pero no se debe perder de vista las posibilidades de las low tech y las tecnologías pasivas.

Comentarios cerrados.