Por una Planificación Democrática.

Leo en el Diario electrónico El Mostrador, un interesante artículo sobre la tramitación del proyecto de ley de Planificación Urbana, que modifica la actual legislación contenida en la Ley General de Urbanismo y Construcciones. Bueno, el urbanismo nunca me ha entrado en mi ser como arquitecto. No soy un entendido, la verdad. Sin embargo, un punto central del artículo de “El mostrador”, me interesa de sobremanera, y es justamente la falta de una institucionalidad democrática, reflejada en los mecanismos de discusión y aprobación de las normas que regulan el crecimiento de las ciudades. Puesto que si bien, dicho proyecto se prepara para ser enviado al parlamento a su debate, existe la desconfianza de que este estamento, refleje realmente el sentir o los intereses de la mayoría de la gente, por sobre la de grupos económicos.

En lo personal entiendo, que la forma correcta de perfeccionar un sistema democrático, sería incluir la opinión de los ciudadanos en el proceso mismo de la elaboración del proyecto de ley (una forma que incentiva la participación).
En efecto, los mecanismos de participación existentes para el fin particular de tratar temas urbanos y de planificación comunal parecen ser ambiguos. Como una vez lo comenté.
En concreto, la única legislación que parece regular en forma completa un mecanismo de este tipo, sería el de los plebiscitos comunales, cuyo mecanismo está contenido en los artículos 99 al 104 de la LEY ORGÁNICA CONSTITUCIONAL DE MUNICIPALIDADES, CAPÍTULO IV – DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA. Y en lo que sea aplicable del contenido de la LEY 18.700 ORGANICA CONSTITUCIONAL, SOBRE VOTACIONES POPULARES Y ESCRUTINIOS.
Cualquier otro “mecanismo de consulta o participación ciudadana”, dependerá en su diseño e implementación, así como los recursos destinados, temas, etc., de cada Concejo Municipal (reconozco no ser muy entendido en el tema, por lo que agradeceré cualquier aclaración al respecto).
En mi opinión, el sistema en general parece ser bastante poco regulado. De hecho, en el mismo artículo de “El Mostrador“, se advierte que el articulado que sustenta los plebiscitos comunales, no es lo suficientemente garante de su aplicación (tal como lo comenta en el artículo, Patricio Herman, representante de la Agrupación Defendamos la Ciudad).
Creo que así, con “voladores de luces” para “sólo consulta”, que aparentan ser mecanismos de participación ciudadana, no se logrará nunca la aprobación de los ciudadanos a la gestión política (y que las encuestas de hoy, marcan con curvas de rechazo en ascenso).
El actual anteproyecto de Ley de Planificación Urbana, está disponible on-line, en el artículo de “El Mostrador”. Es deber de los entendidos y que poseen los medios de difusión, el analizar y advertir las falencias y despropósitos que el proyecto pudiera tener. Es decir, abstenerse de meramente presentar los hechos como si se fuera un noticiario, y tomar partido de acuerdo a lo que nos dicta la formación, conocimiento y la ética profesional. Así, se ilustrará al resto de la comunidad, tanto como a los encargados de legislar, que si bien no tienen por que ser todos especialistas en este tema, si deben ser expertos en saber escuchar la opinión de los habitantes, más que las de los negociantes.

Links:
Artículo de “El Mostrador”, del 13/07/07.
Agrupación Defendamos la Ciudad.
LEY ORGÁNICA CONSTITUCIONAL DE MUNICIPALIDADES
LEY ORGÁNICA CONSTITUCIONAL SOBRE VOTACIONES POPULARES Y ESCRUTINIOS
Anteproyecto de Ley de Planificación Urbana (Link fuente de “El Mostrador“)

Una respuesta a “Por una Planificación Democrática.”

Comentarios cerrados.