Godofredo Iommi Marini

Hoy se cumplen 6 años de la muerte de un personaje muy influyente para los arquitectos chilenos. Se trata de Godofredo Iommi Marini.

Seguro que los extranjeros que se topan con este blog, se preguntarán el por que fue tan relevante este personaje, para los arquitectos de acá. Bueno, les explico: Godofredo Iommi (“Godo” para los amigos), si bien no era un arquitecto, fue uno de los “(re)fundadores” de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso (la 3° más antigua de Chile).

Iommi era un argentino, avecindado en Chile, que estaba dedicado a la poesía. Y si bien escribió, el mundo de las letras no parece tener con él gran consideración. La verdad es que se le puede reconocer más como un poeta de actos sin igual, que encandiló a los arquitectos nacionales, gracias a la tribuna que le otorgó el trabajar en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica de Valparaíso.

Si, Godofredo Iommi era un hombre de acción (de una “poesía de actos”), que incluso llegó a fundar ciudades y liderar revoluciones (como la del 15 de junio de 1967; cuando encabeza el movimiento de la “reforma universitaria” en el puerto, el que se extendería al resto del país). También gustó de organizar intensas expediciones por el continente americano y también por Europa, seguido siempre por otros artistas y arquitectos.

La primera vez que lo ví fue en la televisión, hace muchos años. Yo era un niño y durante las mañanas de los sábados y domingos veía un programa educativo en la TV que se llamaba TELEDUC. Allí, seguía el segmento llamado “La Teleserie Perpetua”; y aunque casi no entendía nada, era muy cautivante el ver a este curioso personaje, discurseando con una facilidad increíble, sobre temas tan densos como “qué era el arte”.

Años más tarde, me lo encontraría en la Escuela de Arquitectura (la que nunca abandonó), con el pelo muy cano, bastón y mucha edad a cuestas. Su ascendiente sobre toda la escuela, era algo que impresionaba a los alumnos novatos.
Cuando yo estaba en cuarto año, Godofredo Iommi dedicó semanas a visitar los distintos cursos y talleres, interrumpiendo las clases para leernos cortos pasajes de poesía. En una de esas ocasiones lo enfrenté, y pedí la palabra una vez hubo terminado su lectura. Le pregunté por que lo hacía. Para que era esto de venir e interrumpir una clase para leer versos. Y él respondió en forma sencilla, que “era para impregnar a las clases de poesía”. Recuerdo que lo dijo moviendo los dedos frente a su nariz, y aspirando fuerte, como si percibiera el vaho de un perfume.

Si, su influencia se nota entre muchos arquitectos, que supieron de él y lo acompañaron en sus correrías. De hecho, no es raro escuchar en los discursos formales de los decanos de otras escuelas, citas a sus frases más célebres.

Después de titularme, supe que en sus últimos años, lo incomodó bastante la pérdida progresiva de su memoria.

El 20 de febrero del 2001 murió Godofredo Iommi a los 83 años. La prensa consignó el que cientos de personas, (entre los que habían estudiantes y académicos de las principales escuelas del país) lo acompañaron en la despedida, hasta su tumba en el cementerio de la Ciudad Abierta de Ritoque.

Hoy, mientras escribo estas líneas, pienso que esa respuesta, que me diera a la pasada, en una clase, de un día cualquiera, bien serviría para explicar la existencia de todos los poetas: el que ellos están para crear la “atmósfera de poesía”, que inunda nuestro mundo.

7 opiniones en “Godofredo Iommi Marini”

  1. No había escuchado nada de él. Gracias por presentarnos una persona tan notable, cuanta razón respecto a la poesia, cuando esta impregna el ambiente puede penetrarnos indeciblemente.

    ¡Saludos!

  2. Hola. Llegué por acá mientras leía una que otra cosa sobre Godofredo Iommi. Vaya cosa.

    Ingresé este año a la [e.ad] de la “p”ucv, a estudiar Arquitectura. Soy de Santiago e ingresé a la escuela no por el hecho de que “fue lo que me alcanzó con el puntaje que saqué en la PSU” (teniendo en Santiago mismo las 2 facultades de arquitectura más prestigiosas de Chile), sino, porque investigando por ahí sobre la escuela, visitándola un par de veces, visitando la ciudad abierta, y escuchando comentarios de profesores y de personas que “algo sabía” de la misma, me di cuenta de que tenía algo especial que sólo podía aprender aquí. Si bien cada escuela de arquitectura tiene lo suyo (tiene que tenerlo), esta es la que más me cautivó. Tú que estudiaste acá, haz de saberlo muy bien.

    Me gustaría que me comentaras algo sobre tu experiencia, sobre lo que viviste aprendiendo junto a estos personajes tan poco comunes como son Godo, Alberto Cruz y otros más. Algunos de ellos serán mis profesores, otros, lamentablemente, ya no se encuentran junto a nosotros.

    Eso… gracias de antemano, muy buen blog. Espero que podamos mantenernos en contacto.

    Saludos!!

    ps: mi mail, “pablo.vasquez.ch@gmail.com”…. vale!! chau.

  3. Godo fue un FUERA DE SERIE, tuve el privilegio de ver los microprogramas en Teleduc, una verdadera experiencia sensorial, rompiendo todos los paradigmas, era capaz de desglosar la Teoria de la Relatividad bajo sus conceptos mas relevantes; curvatura del espacio, inmaterialidad de la luz, tiempo como concepto relativo, la capacidad de la masa para atrapar (y atraer) objetos en sus campos gravitatorios, etc… lo Genial de Godo era que lo explicaba desde la perspectiva poetica, ponia a opuestos, Hombre y Mujer para explicar las fuerzas opuestas pero que se atraian en un campo, sentados con un mantel sobre el cual Godo dejaba caer una esfera de metal que daba vueltas hasta caer a un orificio central. Como Olvidarme sobre su explicacion del Amor y la Literatura, donde en 20 programas explico y detalló 20 tipos de amor, segun 20 autores clásicos de la Literatura Universal, yo era un péndex de 15 años, y juro que jamás vi algo en la TV mas influyente en mi vida que ese microespacio, me quedo reclaro lo que era: el amor posesivo, el amor idealizado, el amor físico, el amor romántico, el amor loco, etc…..,
    Salud por GODO!!!! y su poesia eterna, ojala exista una experiencia igual en Chile y su TV en el futuro, menos rentabilidad, mas poesia.

  4. Aecio… Que buen recuerdo y síntesis. Yo aún recuerdo su “Teleserie Perpetua” en Teleduc. Y a el explicando que es una obra de arte. O enamorando a una Musa.
    Gracias por tu comentario.

Comentarios cerrados.