Que lluvia…

De locura… ha llovido todo el día y toda la noche. Y hemos tenido que estar secando el piso de la cocina, pues por problemas con el techo del edificio, se inundó el departamento de arriba (y por ende nosotros aquí abajo, sufrimos de filtraciones). En fin, mientras no tenga que dormir en el living 😀 como los pobres vecinos del piso superior…

Mi padre vendrá a Chile a fines de Noviembre… eso es bueno. Será divertido encontrarnos nuevamente. Por ahora vive en Ciudad de México y la verdad es que la soledad lo aburre bastante. Apuesto que seguirá igual de parlanchín que siempre.